Las exportaciones de azúcar han crecido de manera significativa en el 2104 y en el primer mes del año la industria logró colocar 865,000 toneladas, cifra superior en 57.8% a la que se registró en el 2013, y muy por arriba del promedio de los últimos cinco años, cuando se exportaban 290,000 toneladas de azúcar.

En el documento Situación actual y perspectivas del sector azucarero , presentado por el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca) de la Secretaría de Agricultura, se detalla que los niveles de exportación han cambiado de manera significativa en el país dado el esfuerzo que ha realizado el sector azucarero y cañero.

Sin embargo, el consumo interno es bajo. Entre las zafras del 2013 a la del 2014 cayó, y pasó de 1.3 millones a 1.2 millones de toneladas, principalmente por las campañas que han emprendido las autoridades para disminuir la obesidad, por lo que es indispensable, indica el documento, generar más contratos con industrias mexicanas.

En ese sentido, dada la producción y el consumo, que pudiera traer un precio más bajo, se necesita exportar 3 millones de toneladas más de azúcar.

México presentó un récord en exportaciones en la zafra 2012-2013 de 6.9 millones de toneladas que no estaban previstas al inicio del ciclo azucarero; no obstante, el sobreabasto también ocurrió en Estados Unidos y el mercado mundial, y a pesar de ello se pudo enviar 2.2 millones de toneladas a nuestro vecino del norte.

Las exportaciones están sujetas a un inventario de 762,000 toneladas, lo óptimo del país para afrontar sus necesidades de consumo.

SOBREABASTO MUNDIAL

Ante el aumento en la demanda de azúcar mexicana, el precio nacional empezó a aumentar, llegando a sus máximos históricos, lo cual generó incentivos a un mayor cultivo de caña, debido a la buena rentabilidad en el 2009, 2010, 2011 y parte del 2012.

Así, el estimado de la zafra 2013-2014 es de 6 millones 695,000 toneladas y sólo debe exportarse lo que se necesita a Estados Unidos, alrededor 1.6 millones de toneladas, y no sobreabastecerlo; el resto debe de ir a otras regiones donde actualmente México tiene contratos, como África y Medio Oriente, con 720,000 toneladas.

Mencionó que con la apertura comercial del Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte, la demanda de las exportaciones de azúcar aumentaron, pero comenzó la importación de fructuosa.

Destacó que el aumento de las exportaciones de azúcar con el TLC fue de 249%, lo cual le ha dado fortaleza a la agroindustria azucarera mexicana, al pasar del séptimo al cuarto lugar como exportador mundial.

[email protected]