El 93% de las marcas de harinas para tortillas y pan en México no cumple con requerimientos nutricionales marcados por la normatividad oficial y recomendados por la Organización Mundial de la Salud, de acuerdo con un estudio de la fundación Changing Markets.

La investigación “¡Al grano! ¿Qué marcas de harina incumplen con la normativa de fortificación mexicana?” analizó 343 muestras de 61 productos de las marcas de harinas de maíz y trigo más populares de México.

El informe encontró deficiencias en productos de harina de maíz que se comercializan en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Chiapas y Diconsa. También se observaron claras infracciones en 14 muestras de productos de las marcas mexicanas Minsa, La Perla, Tres Estrellas y Hoja de Plata, y de las marcas importadas Bob’s Red Mill y Le 5 Stagioni.

De acuerdo con Alice Delemare, investigadora de Changing Markets, “el grave problema es que los mexicanos no están recibiendo los beneficios de estos productos, pues no tienen los nutrientes recomendados por la OMS”.

Dijo que las autoridades mexicanas deben mejorar los controles sobre las empresas de harina y exigir el cumplimiento de la norma. Se deben corregir fallas que afectan a la fortificación de harinas y otros alimentos suministrados por programas. “Es preocupante que las empresas con las mayores participaciones de mercado (Gruma, Minsa, y Grupo Trimex) no utilicen las fuentes de hierro recomendadas o que no cumplan en mostrar que adicionan sus productos con las cantidades necesarias de hierro y zinc, de manera regular”.

La especialista advirtió que, dado que el maíz participa con 72% del mercado de granos consumidos en México, se debe garantizar el éxito de los programas de fortificación.

Yatziri Zepeda, integrante del Proyecto AliMente, refirió que la legislación mexicana obliga a las empresas a fortificar las harinas de trigo y maíz con hierro, zinc, ácido fólico y vitaminas del complejo B.

Acusó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha reducido su presupuesto y muestras de laboratorio; “el sexenio pasado, comparado con el 2005 o el 2006, fue distinto, cientos de muestras bajaron a tres muestras por año que se enviaban a laboratorio para verificar el cumplimiento de la norma”.

Delemare explicó que los micronutrientes son vitaminas y minerales esenciales que el organismo requiere para desarrollar y mantener una buena salud. No obstante, la falta de dichas sustancias entre las que destacan el hierro, el zinc, el yodo, el ácido fólico y la vitamina A afecta a una de cada tres personas, sin que se presenten indicios de alerta visibles.

The Changing Markets es una fundación global formada para acelerar y ampliar las soluciones a los desafíos de sostenibilidad al aprovechar el poder de los mercados. Trabaja en asociación con ONG, otras fundaciones y organizaciones de investigación, crea y apoya campañas que alejan la participación en el mercado de productos y empresas insostenibles y hacia soluciones beneficiosas para el medio ambiente y la sociedad.

[email protected]