La empresa de capital italiano Enel lanzó su filial de suministro calificado en México mediante la cual pretende conseguir al menos 150 grandes clientes que significará una demanda de 400 gigawatts por hora al año y ventas por 35 millones de dólares.

En cinco años, buscarán a su vez alcanzar el millar de clientes, que son la cuarta parte de los elegibles hoy con consumos superiores a 1 megawatt constante, ya sea por sí mismos o mediante la agregación de demanda en tanto representen el mismo interés económico.

Los servicios de Enel Suministro Calificado serán la gestión completa del consumo eléctrico y para ello, la italiana comprará en el mercado mayorista las mejores ofertas, que complementará con los 728 megawatts instalados y los 1,282 que construye en el país al ser el mayor ganador de las dos subastas de largo plazo que se han realizado.

"Los contratos que buscaremos serán trajes a la medida, que se adapten a las necesidades de los clientes, sin generalizaciones tarifarias o temporales, eso nos permitirá competir", dijo Gerardo Cervantes, director comercial y Energy Manager de Enel México y Centroamérica.

[email protected]

erp