En medio de la cuarentena para contener a la Covid-19, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó una ganancia de 25,018 millones de pesos de abril a junio pasados, cifra que fue además 114.1% superior a la observada durante el segundo trimestre del año pasado.

La estatal eléctrica que dirige Manuel Bartlett Díaz consiguió lo anterior gracias a una reducción de 27% de sus costos de ventas a 86,983 millones de pesos, al beneficiarse de una reducción significativa en los precios de sus combustibles, impactados por la baja en la demanda global de insumos energéticos debido a las medidas de distanciamiento social para contener la Covid-19.

“En esta disminución incide la reducción en el costo de energéticos y combustibles en 41%, contra el mismo periodo del año anterior, la cual se debe a una mayor disponibilidad de gas que reemplaza la generación con combustóleo, diésel y carbón, aunado a la baja de los precios de gas continental y a la mayor utilización de la nueva infraestructura de gas natural”, explicó la empresa.

La baja en costos más que compensó la caída de 10.9% observada en los ingresos de la estatal eléctrica, que contabilizaron 122,458 millones de pesos, la cual se explicó por el descenso de las ventas de electricidad al sector industrial debido a la contingencia sanitaria, “esto a pesar del incremento en el consumo del sector residencial”, dijo la CFE.

“Si ganó el doble que el año pasado porque los combustibles le costaron menos, significa que no le traspasó esos ahorros al consumidor. En pocas palabras, en vez de solidarizarse con el consumidor, maximizó ganancias”, opinó el analista en energía, Pablo Zárate.

Por su parte, Gonzalo Monroy, director de la consultora GMEC, afirmó que la noticia más importante es que la demanda de energía no cayó tanto como se había pronosticado, pues apenas bajó 5%, de modo que esto tiene que ver con la compra (favorable) que está realizando la empresa de sus combustibles”.

Durante el primer semestre del año, las ventas de la empresa eléctrica se redujeron 4.5% a 247,623 millones de pesos, mientras que se observó una pérdida consolidada de 96,781 millones de pesos, reflejo de la merma del primer trimestre (121,181 millones de pesos).

CFE: ingresos 2020

La empresa eléctrica ha tenido meses controversiales por las acciones del gobierno mexicano y el órgano regulador energético para restringir el despacho eléctrico de los operadores privados de energías renovables, lo cual beneficia a las centrales eléctricas de la CFE.

A finales de abril y principios de mayo, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la Secretaría de Energía emitieron sendos decretos en los que anunciaban que se restringiría el despacho eléctrico de las centrales eléctricas renovables –mayoritariamente operadas por privados– para mantener la confiabilidad del sistema eléctrico en medio de la cuarentena por el Covid-19.

A finales de mayo, la Comisión Reguladora de Energía anunció que elevaría hasta 800% las tarifas de transmisión que la CFE cobra a las empresas de autoabasto eléctrico, apenas unos días después de que Manuel Bartlett se quejara de que la CFE subsidia injustamente a las firmas privadas. En ambos casos, el poder judicial ha otorgado diversas suspensiones temporales a los privados ante las medidas de la Sener y de la CRE.

[email protected]