La industria de alimentos y bebidas no alcohólicas ha sido sensible, en la última década, a la demanda del mercado y de políticas públicas. Con la entrada en vigor de la nueva norma de etiquetado, ofrecen a los consumidores alternativas que no excedan los límites en azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio.

Los criterios que se establecen en la nueva Ley de Etiquetado Frontal, que modificó la norma oficial mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, se derivan de la urgencia de combatir la obesidad infantil y en adultos, en las que México ocupa el primer lugar y segundo, respectivamente, así como la prevalencia de 12 millones de diabéticos, en la que nuestro país ocupa el quinto lugar.

En respuesta a esta demanda del mercado y de salud pública, desde el 2008 las empresas asociadas a la ANPRAC han seguido un proceso de innovación en la reformulación de los contenidos de sus productos. Advierte así que 3 de cada 10 bebidas que ofertan han sido reformuladas: contienen menos calorías, por lo que están exentos del nuevo etiquetado frontal.

De acuerdo con datos de esta asociación, el 55% de los productos de la industria mexicana de bebidas son bajos y/o sin calorías, además de que lanzaron 172 nuevos productos bajos en calorías, con la finalidad de ofrecer opciones para todos los estilos de vida, esto en respuesta a la demanda del mercado global y nacional.

La ANPRAC lleva diez años con un proceso de innovación saludable, el cual proyecta continuar hacia el 2024, siempre enfocado en el cuidado de la salud de los consumidores.

Industria de alimentos

En la industria de alimentos, Grupo Bimbo señala que sus líneas de panes de caja y bollería no tendrán ningún sello, pues no exceden los límites establecidos en la nueva normativa. Lo mismo ocurre con la marca Saníssimo.

Por su perfil multinacional, esta panificadora mexicana posee una estrategia global de salud y bienestar que consiste en “lineamientos nutricionales, portafolio saludable y acciones en salud y bienestar”.

Javier González Franco, director general Adjunto de Grupo Bimbo, comentó: “En Grupo Bimbo seguimos trabajando para ofrecer a nuestros consumidores productos que se adapten a sus necesidades y a su estilo de vida. Nuestra estrategia de salud y bienestar, pensada en nuestros consumidores, en las tendencias y en el entorno actual, nos ayuda a innovar y a mejorar de una mejor manera. Que estas líneas de productos de consumo diario no contengan sellos es una muestra de ello”.

En el segmento de mercado de alimentos fitness, Nestlé oferta la nueva receta de su Cereal Fitness, libre de sellos en su empaque y que establecen un balance entre sabor y nutrición.

Cereal Fitness de Nestlé es un cereal con el balance entre sabor y nutrición… con menos azúcar y con vitaminas del grupo B, un complemento para el desayuno y reflejo de un proceso de investigación de más de diez años”, sostuvo Eira Sandoval, Gerente de Marketing de Cereales Nestlé.

Grupo LALA informó que sus productos de leches blancas en sus presentaciones entera, semidescremada, baja en grasa, light, deslactosada, están exentas del sello.

Explicó que la leche y los productos lácteos son alimentos que contienen nutrimentos indispensables, y que integrados a una dieta correcta contribuyen a la nutrición y la salud en todas las etapas de la vida.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.