El empleo formal del país tuvo un respiro en el mes de agosto, ya que por primera vez, desde que inició la cancelación de puestos de trabajo por efecto de la pandemia en el mes de marzo, se tienen números positivos con 92,390 plazas laborales dadas de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

No obstante, la recuperación por la cancelación de empleos entre los meses de marzo a julio aún está lejos; la pérdida fue de un millón 117,584 puestos de trabajo, lo que representa apenas el 8.2 por ciento.

Los datos mensuales publicados por el IMSS indican, además, que en 2020 agosto tuvo un mejor comportamiento que un año antes, ya que los empleos fueron 152% mayor que lo registrado en el mismo mes, pero de 2019, cuando se contabilizaron 36,631puestos de trabajo.

El número de empleos permanentes para el octavo mes del año fue mayor que el de los eventuales, al sumar a 47,785 plazas, en donde se firman contratos por tiempo indeterminado; mientras que los eventuales fueron 44,605 plazas.

Con lo anterior, la disminución del empleo en lo que va del año (enero-agosto) es de 833,100 puestos, de los cuales, el 77.6% corresponde a empleos permanentes.

Los sectores que presentan crecimiento anual en puestos de trabajo son servicios sociales y comunales con 2.1%; electricidad con 1.7%; y agropecuario con 1.3%. Por entidad federativa, sólo Tabasco y Baja California mantienen variación anual positiva durante el mes de agosto.