Consumidores y empresas de Estados Unidos de todos los sectores se han beneficiado con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, según sus siglas en inglés), por lo que, lejos de disolverse, el tratado debe modernizarse, manifestaron un puñado de senadores republicanos en una misiva al presidente estadounidense Donald Trump.

“Ya sea empresas manufactureras, agricultores o empresas aseguradores, un amplio rango de industrias se ha beneficiado de este acuerdo y los consumidores estadounidenses han aprovechado también”, reza la carta, firmada por 36 legisladores como Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado.

Recordaron que del TLCAN dependen 14 millones de empleos estadounidenses repartidos en cada uno de los 50 estados de la Unión Americana y destacaron 500,000 millones de dólares que cada año México y Canadá compran a Estados Unidos. En el sector agrícola, las exportaciones estadounidenses a sus dos socios se cuadruplicaron entre 1993 y el 2015, al pasar de 8,900 millones a 38,100 millones.

“Modernizar el NAFTA para elevar el acceso a los mercados, expandir las exportaciones energéticas e incluir provisiones sobre propiedad intelectual y comercio electrónico harán este acuerdo mucho más benéfico para Estados Unidos”, aseveraron. Los legisladores alabaron la reforma fiscal estadounidense promovida por Trump, pero advirtieron que “el siguiente paso para impulsar la economía requiere mantener el NAFTA y modernizarlo para reflejar nuestra economía del siglo XXI”.

“Señor presidente, tiene la oportunidad de catapultar la economía americana como ningún otro presidente lo ha hecho antes e impulsar un crecimiento histórico”, sentenciaron.

empresas@eleconomista.mx