El agro mexicano se verá beneficiado con la firma del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (TLCUEM) y es catalogado como un “sector ganador”, tan sólo productos como el plátano, miel de abeja, tequila, mezcal y carne de res, podrán incrementar exportaciones; y en el caso de la leche se logró imponer cupos, lo que contribuye a que haya más competencia sobre las importaciones que hace nuestro país, sin que se afecte de manera directa a los productores nacionales.

En entrevista el coordinador general de Asuntos Internacionales, de la Sagarpa, Raúl Urtega Trani, explicó que “es importantísimo que se logró cerrar el tratado, porque nos permite afianzar el proceso de diversificación de nuestras exportaciones”.

Comentó que el acuerdo con Europa va a incentivar aún más inversiones, “en lo que respecta a nuestro sector es uno de los ganadores, tenemos apertura al mercado europeo en múltiples productos, quiero hacer mención al plátano, donde conseguimos tener una igualdad de circunstancias que otros países de América Latina que han venido exportando a ese continente por muchos años”.

En ese sentido, dijo que México va a entrar en igualdad de circunstancias que Ecuador y Columbia, por eso “para nosotros es importante resaltar los sectores ganadores, además del plátano están miel de abeja, miel de agave, tenemos un cupo mayor, ahora acá el reto es que México se produzca más miel para que llene esos cupos”.

Por su parte, el presidente de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche ) Vicente Gómez Cobo, destacó “creemos fue un logro no tener aperturas totales con ningún bloque comercial, fue un grave error hacerlo con Estados Unidos en el TlCAN, porque los mercados son altamente intervenidos en los mercados, EU tiene una alta intervención y Europa tiene políticas importantes de apoyo a sus productores, como el retiro de excedentes, que no tengamos aperturas totales es un gran logro”.

Por otra parte, comentó que México se tiene las condiciones para desarrollar tres sistemas de producción que lo ubican con una gran ventaja competitiva, no obstante, el estrés del mercado ha puesto al sector en una posición muy complicada en los últimos 25 años, al competir contra precios de productos importados de mala calidad y que distorsionan al sector.

Por ello dijo, se requieres de políticas públicas  que permitan el ordenamiento del mercado de la leche así como Normas Oficiales Mexicanas que obliguen a los productos importados a competir en igualdad de condiciones.