El Reino Unido alcanzó el lunes, con un poco de anticipación, su objetivo de ofrecer antes de mediados de abril al menos una primera dosis de vacuna contra el coronavirus a todos los mayores de 50 años y a las personas más vulnerables o expuestas, anunció el gobierno.

Más de 32 millones de personas (entre 66 millones de habitantes) recibieron al menos una primera dosis en el Reino Unido, que mantuvo su objetivo de proponer al menos una primera dosis a todos los adultos de aquí a fines de julio, pese a los problemas con la vacuna de AstraZeneca.

"Hemos pasado una etapa muy significativa en nuestro programa de vacunación", declaró el primer ministro Boris Johnson en un comunicado.

Con casi 127,000 muertos, el Reino Unido es el país más castigado de Europa por el Covid-19. Pero, confinado por tercera vez desde enero (diciembre en lugares como Londres) registra un número cotidiano muy bajo de decesos (7 el domingo), contagios (1,730) y hospitalizaciones (221).

Este lunes, tras casi cuatro meses de confinamiento, Inglaterra estrenó una muy esperada nueva fase de relajación. Las peluquerías estaban al completo, se formaron colas ante los comercios y algunos pubs comenzaron a servir cervezas.

Boris Johnson anunció una hoja de ruta que prevé, si no hay sorpresas, una nueva fase de flexibilización cada cinco semanas.

La primera comenzó el 8 de marzo, pero se limitó a la reapertura de escuelas y la autorización de reunirse hasta cinco personas en el exterior.

rrg