En su primera visita a México, la Vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, anunció una nueva inversión de 130 millones de dólares para fortalecer la cooperación laboral con México, cuyos recursos se ejercerán en los próximos tres años y tienen como fin avanzar en la implementación de la “histórica reforma laboral que promulgó el presidente Andrés Manuel López Obrador” en mayo del 2019.

Como parte de los acuerdos pactados ayer entre los gobiernos de México y Estados Unidos, se incluyó la parte laboral, cuyo fin es dar asistencia y cooperación técnica en la implementación de la legislación laboral; además, de “financiar programas que apoyarán a los trabajadores, mejorarán las condiciones laborales y se abordarán el trabajo infantil y forzado”.

Así lo expresó en la reunión que sostuvo con expertos laborales mexicanos, entre quienes se encontraban: Joyce Sadka del ITAM, Oscar Castillo de World Vision México; Inés González, coordinadora de la Red de Mujeres Sindicalistas; Imelda Jiménez, Representante Sindical del Norte de México; Pedro Américo Furtado de la OIT y Arturo Alcalde, abogado laboral.

Al término del encuentro Harris sostuvo que México ha logrado un importante avance al aprobar reformas laborales para promover los derechos de los trabajadores, y Estados Unidos está apoyando la implementación; “Me reuní con expertos sindicales en México para expresarles la solidaridad de nuestra nación, porque cuando los trabajadores son fuertes, nuestras economías son fuertes”.

Al respecto, Germán de la Garza de Vecchi, socio Líder de Servicios Laborales en Deloitte México, comentó que este compromiso que hace el gobierno de Estados Unidos de invertir 130 millones de dólares en México “es muy revelador, hay un real compromiso para que la reforma se cumpla cabalmente”.

Por ello, añadió De la Garza de Vecchi, “me parece que por primera vez en la historia de nuestro país, podemos ser observados en dicha materia; las empresas y sindicatos en México deben tener una vida activa y de real apoyo a los trabajadores; y sin duda alguna lo que podemos ver es que hacía falta justamente este impulso presupuestal para poder lograr dicha implementación y me parece que con este compromiso público, se tiene la ruta para avanzar en los cambios laborales”.

Mujeres y derechos laborales

Inés González, coordinadora de la Red de Mujeres Sindicalistas, quien estuvo en el encuentro, comentó que la Vicepresidenta de Estados Unidos se mostró muy abierta para escuchar parte de los cambios laborales y de trascendencia de la reforma del 2019.

“Harris destacó la importancia de que sean los trabajadores lo que decidan por su contrato colectivo; por la negociación colectiva que es un derecho de los trabajadores e hizo énfasis en que ésta sea real y verdadera. Ella cree que es momento de que los trabajadores decidan por sus derechos y mejoren sus salarios vía la contratación colectiva y el mundo sindical y laboral sea democrático”, detalló González.

En el encuentro se abordó también el tema de la participación de las mujeres en el mundo laboral y sindical, “ahí expuse que la proporcionalidad de género no existe en la toma de decisiones de los sindicatos, apenas representan 8.5% en los Comités Ejecutivos sindicales, según los datos de la STPS, y mencioné que la reforma laboral, con la proporcionalidad de género, puede mejorar la participación de las mujeres, porque si no, no habrá democracia”.

Otro de los temas que le preocupó mucho fue el referente al trabajo infantil en México y se presentaron cifras de la situación que se vive en el país y de las necesidades que hay de atender el tema.

Un tema ausente fue el de General Motors y el proceso de legitimación de contrato que se encuentra suspendido y bajo investigación en el marco del capítulo Laboral del T-MEC, “no se abordaron temas particulares; lo que sí se acordó es seguir en colaboración entre ambas naciones”, expresó González.

roberto.morales@eleconomista.mx