El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, se reunió el viernes con representantes empresariales de firmas del sector de energías renovables, en medio de la discusión generada por la iniciativa de reforma eléctrica del gobierno mexicano.

“Muchas empresas de Estados Unidos y México están brindando energía limpia, asequible y confiable a México. Líderes del sector eléctrico me contaron de primera mano su trabajo continuo para lograr este objetivo”, publicó el diplomático en su cuenta de Twitter, en un mensaje que acompañó con una fotografía acompañado de los representantes empresariales.

El encuentro se dio en la misma semana en la que Salazar sostuvo otra reunión con funcionarios del gobierno mexicano para aclarar el contenido de la iniciativa de reforma.

También a través de su cuenta de Twitter, Ken Salazar informó que acudió a Palacio Nacional para conocer más sobre “el ímpetu de la reforma” y que expresó la preocupación de Estados Unidos sobre el contenido del proyecto legislativo.

La iniciativa presidencial prevé devolver al Estado el monopolio de la comercialización de electricidad y limitar la participación de los privados en la generación a un 46% del total a través de nuevos mecanismos de participación, pues sus actuales permisos de generación se cancelarían, incluidos los de abastecimiento.

Además, contempla dar prioridad al despacho de los electrones producidos en las centrales de la Comisión Federal de Electricidad, dejando en los últimos lugares al fluido eléctrico generado en las centrales privadas, tanto térmicas como de fuente eólica y fotovoltaíca, que hoy en día se despachan primero.

También el viernes, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador cesar los ataques “infundados” contra miembros del sector empresarial, luego de que acusara a empresas como Bimbo o FEMSA de actuar de manera egoísta en su esquema de autoabastecimiento eléctrico.

empresas@eleconomista.mx