Durante la Asamblea Nacional del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) para analizar la “viabilidad de Telmex”, los trabajadores decidieron emitir una nueva prórroga de huelga —programada para el 25 de abril— hasta lograr un acuerdo con la empresa Teléfonos de México, en tanto que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) admitió que, ante una división funcional de la empresa, debe mantenerse un mismo contrato colectivo de trabajo con la misma organización sindical.

Francisco Hernández Juárez, líder sindical de los telefonistas hasta este 2020, sostuvo que, dado que el IFT se pronunció por llevar adelante una división, para los trabajadores es fundamental mantener aspectos como la totalidad del contrato colectivo de trabajo; evitar cambios en el esquema de pensiones para trabajadores activos, jubilados y de nuevo ingreso; lograr que le sean autorizados nuevos servicios (por parte del IFT), y mantener la empresa como una sola.

Aunque el sindicato de telefonistas ya publicó su manual de huelga, Hernández Juárez pidió a los asambleístas analizar a profundidad la propuesta que presentó el sindicato a la empresa, el pasado 14 de enero (que contempla 15 puntos), sobre todo porque hay una mesa de trabajo, en donde participa, además de Gobernación, la secretaría de Trabajo y Previsión Social y el IFT.

En la reunión del pasado 17 de enero, el IFT presentó ante el pleno en sesión extraordinaria la propuesta en la que planteó el proyecto que trabajaron empresa y sindicato para que, en caso de separación, opere un solo sindicato y un solo contrato colectivo de trabajo, misma que fue aceptada, quedando pendientes para marzo o abril aspectos centrales.

Dado que la empresa requiere 105,000 millones de pesos para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones con sus jubilados, se propusieron cambios dando la oportunidad a los jubilados de comprar acciones de la empresa: “La empresa presentó una propuesta en la que coloca como eje central que, de manera voluntaria, cada trabajador activo o jubilado pueda contar con la opción de adquirir un paquete de acciones de Telmex, cuyo valor sería equivalente a su cotización en 1990 para hacerlo más atractivo y con cargo a una parte de su pensión jubilatoria, mismo que sería proporcional a su antigüedad, edad, salario y expectativa de vida”.

La propuesta, de acuerdo con la empresa, le permitiría capitalizarse al reducir el pasivo laboral, contando con un margen para reanudar sus inversiones, constituyendo un holding que incluiría a las empresas filiales y subsidiarias que integran actualmente el Grupo Telmex.

[email protected]