Grupo Bimbo informó que el incremento de precios en sus productos no se verá reflejado hasta que realice un análisis de costos, una vez que se estabilice el proceso liberalizador de los combustibles.

Javier González, director general adjunto de Bimbo, sostuvo que el grupo intenta que sus precios estén por debajo de la inflación y ése es el indicador principal por el que nos manejamos , respondió en conferencia de prensa.

No obstante, al realizar un sondeo en comercios donde expende Bimbo, se constató que la empresa elevó entre 1 y dos pesos sus precios desde la primera semana del 2017 en diversos productos de pan, lo que representa hasta 20 por ciento.

Por ejemplo, el panqué de pasas pasó de 23 a 24 pesos; el pan blanco de 26 a 27 pesos, mientras que en la submarca Marinela, el precio se elevó 2 pesos. Los Chocorroles y Pingüinos costaban en diciembre 10 pesos; ahora cuestan 12 pesos. Este productos sí subió mucho , dijo el comerciante Octavio Páez.

Abundó que Bimbo realiza ajustes en sus precios hasta dos veces por año, aunque en esta ocasión subieron mucho .

Ayer, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de México (Cesvi) reconoció en un evento a Bimbo por la obtención del Certificado de Cumplimiento de la Norma ISO 39001: 2012 en seguridad vial (siendo Bimbo la primera empresa mexicana en certificar su modelo de seguridad vial), y al término del acto, el director adjunto de la compañía global explicó a los medios de comunicación que la empresa panificadora responde al aumento de precios no solamente de gasolinas sino de cualquier otro elemento involucrado en el proceso de producción, intentamos siempre absorber esos costos inflacionarios, aunque a veces no siempre lo logramos .

lgonzalez@eleconomista.com.mx