La propuesta de desarrollar económicamente el sureste de México “es una gran noticia” para la industria hotelera porque permitirá elevar los niveles de ocupación, que en destinos como Ciudad del Carmen ronda en 15% (a nivel nacional promedia 65%) y los empresarios están dispuestos a invertir para generar la infraestructura de hospedaje requerida, afirmó Rafael García.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) comentó que ya solicitó una reunión con el futuro secretario de Turismo, Miguel Torruco, entre otras cosas, para manifestar su beneplácito por el proyecto del tren Cancún-Palenque, la urgencia de combatir la seguridad, el combate y regulación a la hotelería informal y la creciente burocracia para abrir un hotel.

Además de la necesidad de crear la Cámara Nacional Hotelera que genere una interlocución directa con los distintos órganos de gobierno, porque actualmente opera como una intermediación que no comprende toda la problemática de este sector y que triangula la información, con otros organismos. Sobre este tema, García apela al conocimiento que tiene de la industria el próximo secretario de Turismo.

“Hay buen ánimo. Nuestros afiliados están muy atentos al futuro de nuestra actividad. Luego del proceso electoral me han hablado hoteleros de Comitán, de Tapachula (que tiene niveles de ocupación de 25%), de Tuxtla Gutiérrez, entre otros, porque quieren estar presentes en la detonación económica anunciada”, comentó en entrevista.

El representante de más de 100 asociaciones filiales en todo el país consideró que existen las condiciones idóneas para extender el “buen momento” que vive la hotelería nacional: una ocupación promedio de 63%, que no se veía en los últimos 17 años. A pesar de que destinos como Cancún cuentan con niveles cercanos a 90-95 por ciento.

“Estamos dispuesto a invertir donde haga falta. Hay mucha motivación de inversión porque hay buenos números en general, lo que no ha impedido que sitios como Ciudad del Carmen apenas sumen una ocupación de 15%, debido a que la actividad petrolera se detuvo ocasionando, en algunos casos, el cierre de hoteles”, agregó.

¿Hay discursos disponibles para hacer crecer el sector?

Sí, los hoteleros le entramos a lo que haga falta y por eso pedimos certidumbre y estado de derecho. Además, están, por ejemplo, los fideicomisos de inversión, las cadenas como Misión o City Express y los independientes que somos la mayoría en los destinos de gran atractivo en todo el país, fuera de los exitosos Cancún o Los Cabos.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx