La venta de vehículos seminuevos a través del financiamiento comienza a tomar una tendencia ascendente entre el consumidor mexicano, debido a la menor capacidad de compra para adquirir un bien duradero, pues mientras los distribuidores reportaron que los usados repuntaron a doble dígito (12.1%), el crédito de los autos nuevos se redujo 10.4% entre enero y septiembre del presente año.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), el financiamiento automotriz de vehículos nuevos se ubicó en 568,980 unidades, monto que es menor en 10.4% durante los primeros nueve meses del presente año, comparado con el mismo lapso del 2018, lo que significa la mayor variación negativa desde que se tiene registro.

Como parte de la estrategia de las agencias automotrices por la caída de 29 meses consecutivos en la venta de autos nuevos, el comportamiento de los autos seminuevos a través de financiamiento se elevó 12.1% durante los primeros nueve meses del presente año, al registrar 80,466 unidades, la cifra más alta desde el 2014.

Las unidades seminuevas han ganado participación de mercado a los autos nuevos financiados, factor que se presenta durante épocas de crisis económicas, y sobre todo por la incertidumbre por el futuro económico en México, explicó Guillermo Rosales, director de la AMDA.

“Frente a la caída en la venta de los vehículos nuevos se abre una disposición mayor por parte de los consumidores para adquirir vehículos que requieran una menor inversión, como es el caso de los seminuevos”, comentó.

Las operaciones crediticias para autos nuevos sumaron una participación de 59.9% del total de las ventas, porcentaje que va a la baja, cuando México tiene un potencial de financiar hasta 80% de los vehículos, tomando en consideración la meta de venta superior a 2 millones de unidades anuales, según la AMDA.

Las financieras de marca continúan siendo las de mayor colocación de ventas con 65.9%; seguidas de los bancos, con 30.1%, y autofinanciamiento, con 4 por ciento. Dichos datos refieren que las financieras de las automotrices han perdido participación de mercado en 3 puntos porcentuales, mientras que las instituciones financieras y el autofinanciamiento han ganado espacio.

A pesar de que los bancos y el autofinanciamiento han crecido en participación, el monto de las unidades ha sido menor, como reflejo del achicamiento del mercado nacional.

El financiamiento de autos seminuevos aumentó 9.4% durante septiembre, al colocar 8,088 unidades contra 7,393 registradas en el 2018. El registro durante septiembre es 83.4% mayor comparado con el dato de igual mes del 2014, cuando se vendieron 4,408 autos usados en las agencias. La venta de unidades nuevas financiadas en el noveno mes fue por 58,538 autos, una baja de 8.6 por ciento.

[email protected]