Pese a que China y Europa son los mercados con mayores ventas de autos híbridos en el mundo, en los últimos años, Latinoamérica ha presentado un aumento en la preferencia por las tecnologías verdes en el sector automotriz, tan es así que en México ha duplicado su participación en la comercialización.

Hasta septiembre del 2021, la industria automotriz vendió 33,245 vehículos híbridos, que representan incremento de 126% respecto al periodo enero-septiembre del 2020, cuando se colocaron 14,678 unidades, según datos de la Industria Automotriz otorgados por el Inegi.

Esto significa que la participación de ventas pasó de 2.21% a 4.39%, en tan sólo un año, derivado de que las unidades híbridas presentaron aumento de 40% en la intención de compra y de casi el 50% en la demanda, de acuerdo con un estudio de Mercado Libre. En el top 5 de los híbridos más buscados en México durante este 2021, lo encabeza el Toyota Prius, seguido por la Jeep Wrangler, la Mercedes-Benz Clase GLE, RAM 1500 y el quinto lugar lo tiene otro Toyota, la RAV4.

De esta manera, Toyota se coloca como la marca con mayores ventas de híbridos en México, pues durante los primeros nueve meses del 2021, colocó 21,000 autos con tecnología electrificada, de los 33,245 vendidos por la industria, lo que ya es considerado como el mejor año en comercialización para la japonesa.

De acuerdo con Guillermo Díaz, Vicepresidente de Operaciones de Toyota Motor Sales de México, la meta de venta de híbridos por la japonesa para el 2022 será el 25% de los 90,000 unidades que pretenden colocar en el mercado mexicano, para seguir liderando la electrificación.

No obstante, a nivel mundial la apuesta de Toyota va por la electrificación, en donde ya construye una planta de baterías en Estados Unidos para atender la demanda de este tipo de unidades. En el caso de México, la preferencia por este tipo de unidades es incipiente, ya que sólo representa 0.07% de las ventas totales de vehículos en el país. De enero a septiembre del 2021 se han comercializado 503 unidades eléctricas de los 281 autos reportados en el 2020, que implica un aumento de 79%. La industria automotriz ha reportado que no existe infraestructura ni incentivos en México para acelerar el ritmo en la demanda de eléctricos.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx