La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolverá de fondo una demanda de amparo interpuesta por indígenas Hñähñu de la Comunidad de San Ildefonso en contra de Telmex y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por la omisión de garantizar la prestación continua y permanente del servicio de telefonía fija.

Con votación unánime, los ministros del Máximo Tribunal determinaron ejercer la facultad de atracción, al considerarlo de trascendencia pues con el presente asunto analizarse el alcance que tiene el segundo párrafo de la fracción II del artículo 5 de la Ley de Amparo, al señalar que, para los efectos de esa ley, "los particulares tendrán la calidad de autoridad responsable cuando realicen actos equivalentes a los de autoridad, que afecten derechos en los términos de esta fracción, y cuyas funciones estén determinadas por un norma general" y, en consecuencia si un particular puede o no ser considerado como autoridad para efectos del juicio de amparo.

Los indígenas de la Comunidad de San Ildefonso promovieron este juicio de amparo en contra de la concesionaria de telecomunicaciones argumentando violación, por parte de Telmex, a los derechos a la libertad de expresión, acceso a la información, igualdad ante la ley, y al trabajo de los integrantes de la comunidad.

La comunidad de indígenas Hñähñu adujeron también la omisión de proteger y garantizar los derechos de las y los integrantes de dicha comunidad, toda vez que la misma no supervisó de manera diligente la prestación de los servicios de telefonía fija concesionados a dicha empresa.

La demanda fue admitida el 5 de septiembre por el Juzgado Cuarto de Distrito en el Estado de Hidalgo, pero Telmex promovió recurso de queja, en el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Noveno Circuito.

El representante común de los quejosos manifestó a la Oficina de Certificación Judicial y Correspondencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación pese a que carece de legitimidad jurídica para solicitar al Alto Tribunal la atracción del recurso de queja antes señalado, consideró que el asunto cumple con los extremos de interés y trascendencia necesarios para que sea resuelto por la Corte Suprema.

Este caso es aceptado por la SCJN en medio de un proceso por el que Telmex reestructura la compañía en la que dividirá los servicios de telecomunicaciones e interconexión: Telmex Social, para ofrecer los servicios en las zonas marginadas y rurales. De acuerdo con la concesionaria de esta partición garantizaría servicio público de telecomunicaciones en 46% del territorio nacional en donde no existe interés económico de ningún competidor.

Por otro lado, La Primera Sala de la Suprema corte de Justicia de la Nación determinó atraer un amparo directo promovido por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que aborda temas relacionados con la defensa de derechos de los consumidores de Iusacell.

Profeco demandó en juicio ordinario y civil diversas prestaciones de Iusacell, entre ellas indemnización, no inferior, a 20% so0bre monto correspondiente al tiempo que no se disfrutó el servicio contratado y que fue pagado en su totalidad por el consumidor.

ana.langner@eleconomista.mx