Más allá de una agenda de temas como los planteados en el pacto económico del presidente Enrique Peña, el sector patronal del país propuso 17 líneas de acción inmediata que protejan la economía familiar e impulsen la competitividad, entre ellas, frenar los gasolinazos, eliminar programas sociales duplicados, modificar a la baja el Impuesto sobre Productos y Servicios (IEPS) y devolver la deducibilidad al 100% en las prestaciones laborales.

Si bien el pacto económico anunciado por el jefe del Ejecutivo contempla peticiones de la Iniciativa Privada, era inaceptable porque tachaba a los empresarios de culpables por los errores del gobierno federal al incrementar los precios de los combustibles y trasladarlos al consumidor. Polarizar no fue un buen comienzo , acusó Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En conferencia de prensa, el líder patronal rechazó que exista rompimiento con el gobierno federal y menos con sus compañeros de las organizaciones empresariales; por el contrario, buscamos que haya más inclusión de organizaciones sociales y legisladores, así como de los gobernadores .

Aseveró que existe una receptividad limitada de las autoridades hacendarias para realizar ajustes fiscales, pero se requiere reducir aún más el gasto público, por ejemplo, eliminar por lo menos a la mitad los 37 programas sociales duplicados que ha identificado el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Se estima que en el 2017 se gastaron más de 200,000 millones de pesos en estos programas, incluyendo algunos que tienen un alto riesgo de ser clientelares, como los comedores comunitarios y los llamados servicios a grupos con necesidades especiales .

Una de las principales acciones inmediatas que apoyará la economía familiar es acabar con los aumentos de gasolinas, ya que existe recaudación suficiente del gobierno federal para que no se generen incrementos en los combustibles .

Hacienda tiene que analizar este incremento inapropiado y repentino , acotó, ya que, en el 2016, el IEPS por gasolinas recaudó 29.3% más de lo esperado, esto es 67,000 millones de pesos adicionales a lo presupuestado, que podrían ser usados para bajar el precio de la gasolina.

En su oportunidad, Pedro Higuera, presidente de la Comisión Fiscal de la Coparmex, sostuvo que Hacienda tiene margen de maniobra para reducir las cuotas fijas del IEPS, lo que permitiría optimizar el impuesto. No buscamos subsidiar la gasolina, pero en la medida que haya un equilibrio en gasto corriente, se podrá ejercer el estímulo al IEPS en combustibles .

Los patrones proponen:

1

impulsar la economía familiar y la creación de un empleo digno

  • Eliminar programas sociales duplicados.
  • Tener un padrón único de beneficiarios de programas sociales en el 2018.
  • Armonizar legislaciones estatales y crear una ventanilla de trámites.
  • Aprobar de inmediato la deducibilidad al 100% de las prestaciones laborales.
  • Bonos de productividad que no tengan cargas fiscales para trabajadores.
  • Asegurar condiciones de competencia en gasolinas y combustibles.
  • Actualizar en el 2017 las métricas de pobreza.

2

mejorar las finanzas públicas y promover la macroeconomía

  • Consejo Fiscal Independiente de la Secretaría de Hacienda para vigilar la deuda.
  • Implementar verdaderos recortes al presupuesto público.
  • Frenar el encarecimiento de la gasolina, bajando las cuotas de IEPS.
  • Compromisos de reducciones anuales del dispendio de recursos públicos.
  • Inversión pública para crear refinación doméstica y poliductos.

3

promover el estado de derecho y el combate real a la corrupción

  • Reducir la tasa de incremento de homicidios dolosos.
  • Reducir el robo de las gasolinas.
  • Sanciones para los estados que no implementen sistemas locales anticorrupción.
  • Fijar un calendario para atender y solventar las observaciones de la ASF.

[email protected]