La Secretaría de Gobernación, la Policía Federal Publica y PGR, de la mano con la Coparmex preparan un “plan de choque emergente” para enfrentar al crimen organizado, que “galopa” sin control con graves afectaciones a la economía mexicana y la sociedad.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en tono de alarma, exigió al gobierno federal tomar cartas en el tema de inseguridad que se ha intensificado en los últimos meses, con los robos a trenes, autotransportes, cierre de empresas y secuestros.

El empresario se reunió con funcionarios de alto nivel de seguridad pública, acompañado de un grupo de empresarios afectados, en donde se advirtió: “Ningún problema nos preocupa tanto como la problemática de seguridad es una problemática que, de ser una enfermedad, se ha convertido paulatinamente en una epidemia y hoy tiene tamaños de pandemia”.

En entrevista dijo que una de las acciones a seguir es prevenir que los grupos delictivos se sigan asentando y sigan amedrentando a las empresas.

“Hay casos en los cuales los grupos delictivos incluso han querido posicionarse de la ruta de distribución han querido cobrar derecho de piso han amenazado a los trabajadores han atentado contra la vida de choferes que tienen a su cargo el reparto de los materiales amedrentado a los directivos de las empresas es decir tenemos un catálogo desde que van las cosas que es lo menos grave Hasta las persona.

erp