El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que alrededor de 100,000 empresas en el país han incumplido con el pago de sus cuotas obrero-patronales durante mayo, y los conminó a acogerse al programa de diferimiento de pagos a 12 o 18 meses para evitar embargos, y a su vez, se frene una posible crisis en el instituto por falta de recursos para hacer frente a las necesidades de la pandemia del Covid-19.

Derivado de la crisis sanitaria que obligó a cerrar sus operaciones, las empresas se enfrentan a falta de liquidez, lo cual ha llevado a un gran número de entes económicos a no pagar sus cuotas patronales, a lo que el IMSS llamó a acogerse al convenio obrero-patronal para el pago oportuno, y no caigan en problemas de multas o embargos y abogados, señaló Salomón Presburger, consejero de la Concamin en el IMSS.

“Hay muchos que no lograron pagar, que ahorita les están mandando los mails; que fueron alrededor de 100,000 mails los que se mandaron; y son obviamente, las empresas que tienen detectadas que no lograron pagar”, reveló el representante del organismo empresarial.

El diferimiento logrado fue bajo condiciones que generan intereses, “no es lo que queríamos, pero dadas las circunstancias es bueno, porque al caer en impago, viene el seguro y la realidad es que te hacen pedazos entre multas, y quieren terminar con el negocio, entonces es importante el diferimiento”.

En entrevista, Presburger, quien fuera el presidente de la Concamin, reconoció que no se le había dado la promoción suficiente al convenio del IMSS para diferir cuotas obrero patronales, “pero viendo la situación de flujo de las empresas y lo que pasa, más vale promoverlo y que cada quien tome la opción del crédito al 15% (anual). Por eso ahora estamos haciendo una difusión más importante y creo que muchos se van a adherir”.

Mencionó: “la tasa de interés es alta, porque el 1.26% a 12 meses da un poco más de 15%, pero cuando no hay flujo, pues quiebras, las empresas quiebran por flujo no por utilidades. Entonces, más vale un crédito al 15%, no es barato, pero a como está el mercado, es mejor agarrarlo”.

El integrante de la Concamin refirió que tendría que haber un decreto presidencial para lograr una tasa menor al 15%, “no se puede más barato porque es la tasa mínima que se puede dar”.

Más de 4,000 patrones se han adherido al programa.

Al menos 4,270 patrones registrados en el IMSS han solicitado realizar un convenio para diferir el pago, que tienen como obligación, de las cuotas obrero-patronales.

De acuerdo con información del instituto, con dichos convenios se protege a por lo menos 306,171 trabajadores. El corte que presentó el IMSS hasta el 22 de mayo contempla la mayor participación en la Ciudad de México, con 900 patrones; Estado de México, 496 y Jalisco, 256.

Cabe destacar que el acuerdo aprobado por el Consejo Técnico prevé el  importe mínimo a cubrir para la suscripción del convenio es el 20% de la cuota patronal y el 100% de la cuota obrera; con un plazo diferido de 12 meses.

El 66% de los patrones, quienes solicitaron convenios, están asociados a actividades económicas no esenciales; el 37% se ubica en el sector de servicios para empresas; mientras que 35% de los convenios está asociado a empresas de menos de 10 trabajadores.

[email protected]