Las áreas de investigación de la industria automotriz son innumerables. Algunas avanzan a grandes pasos en la concepción de motores más eficientes, otras en los servicios de movilidad compartida y por supuesto, en la conducción autónoma, entre otras tantas. Sin embargo, la seguridad es la asignatura que en mayor o menor medida, se relaciona con todas las demás y de ella te contaré en esta ocasión. Juntos descubriremos que su campo de acción llega a áreas como la conducción autónoma o los vehículos compartidos.

Contra el problema

Por ejemplo, en un accidente la diferencia entre la vida y la muerte radica en el tiempo que empleen los servicios de emergencia en llegar para auxiliar a las personas involucradas; en estos casos es de suma importancia que los automóviles presentes en la vía dejen el espacio requerido para el paso de ambulancias, bomberos, policías y equipos de rescate. Otra situación que puede ser muy peligrosa puede presentarse en las carreteras, cuando las condiciones climatológicas reducen aspectos como la visibilidad, la tracción o la capacidad de frenado del vehículo, por lo que advertir a otros conductores puede evitar percances de fatales consecuencias.

La solución

Una vez identificado el problema Volkswagen propone un sistema que ya está en el mercado con la llegada de la nueva generación de Golf. De esta forma se convierte en el primer automóvil en Europa que está equipado con la tecnología Car2X que se basa en el protocolo inalámbrico wifi que está diseñado específicamente para la comunicación local entre vehículos y no utiliza la red de telefonía celular, lo que significa que proporciona una cobertura general dentro de los límites del sistema. En un radio de hasta 800 metros, los vehículos conectados intercambian datos e información de la posición de cada uno. Esto les permite advertirse del peligro o ponerse en contacto con la infraestructura de tráfico en cuestión de milisegundos.

Este sistema resulta tan avanzado y conveniente que la asociación automotriz alemana ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobil-Club), que lo calificó como un “acontecimiento tecnológico”, luego de someter al nuevo Golf a ocho situaciones peligrosas comunes en las que un conductor, sin ser advertido, no podría reaccionar a tiempo o sólo podría mucho más tarde. En cada una, la unidad advirtió al conductor con tiempo, incluso 11 segundos antes de un inminente accidente. Para el organismo resulta igual de trascendental que sistemas como el ABS o las bolsas de aire.

Por un premio más

El organismo Euro NCAP, que evalúa las herramientas de seguridad pasiva y activa en los vehículos nuevos que salen al mercado, informó que ya trabaja en un protocolo para incorporar al Car2X a sus pruebas. Sería considerado dentro del Premio Advanced que reconoce todas las ayudas que llegan por primera vez a la industria. Desde el 2010 no se había entregado, la última vez fue en el 2014. En breve, Car2X estará considerado para el premio.

[email protected]