Compromiso y pasión han sido claves en la estrategia de responsabilidad social y sustentabilidad de Colgate-Palmolive, “nosotros creemos en lo que hacemos, no solo es hace por marcar la casilla, yo estoy convencido que tenemos un equipo con mucho compromiso y mucho entusiasmo que cree que podemos hacer la diferencia”, comentó en entrevista el vicepresidente y director general Colgate-Palmolive México, Massimo Poli.

Con esta consigna y en línea con su propósito de cuidar a las personas, sus mascotas y el planeta, Colgate Palmolive materializa su negocio de sonrisas en tres pilares fundamentales bajo el acrónimo SMILE:

  • Social Impact (generando impacto social)
  • Millions of people (apoyando a millones de personas)
  • Environment (preservando el medio ambiente)

Entre las iniciativas de impacto social de la compañía, una de las más importantes es Estrellas Colgate, nacida hace más de 40 años y la cual se realiza sólo en México y beneficia cada año a alrededor de 250 y 300 niños con actividades de educación integral, desarrollo físico, deportivo e incluyendo equidad e inclusión.

En el rubro de ayuda a millones de hogares, derivan el desarrollo de productos sustentables y el desarrollo de hábitos de vida sustentable, asimismo venden alimento para mascotas empujando una relación saludable entre las personas y su mascota.

Y en la preservación del ambiente, Colgate-Palmolive incluye iniciativas que contemplan la reducción de uso de plástico, minimizar el uso de agua, entre otras acciones que tengan impacto para paliar el cambio climático.

“Entre las metas de Colgate a nivel mundial tenemos el compromiso de llegar al año 2025 utilizando el 50% de energía renovable, actualmente en México ya se llegó al 44%, usar 100% de empaques reciclables, aquí a nivel global ya se ha alcanzado el 83% y en México la planta de producción llegará a la meta de “Zero Waste” (cero desperdicio) a finales de este año”, destacó en entrevista Massimo Poli, vicepresidente y director general Colgate-Palmolive México.

Cabe destacar que antes de la pandemia, Colgate desarrolló un tubo reciclable para crema dental, cuya tecnología fue compartida con competidores, creó un cepillo de dientes hecho de madera biodegradable y los productos de cuidado de la casa fueron completamente fabricados con productos biodegradables. Posteriormente, durante la pandemia, la compañía ha apoyado a cerca de 420,000 familias, donando aproximadamente 135,000 cajas de diversos productos de cuidado bucal, personal y hogar, equivalente a 27 millones de pesos en México, mientras a nivel mundial produjo 25 millones de jabones con un empaque especial indicando el correcto procedimiento del lavado de manos, para apoyar la difusión del mensaje de la Organización Mundial de la Salud. En México se distribuyeron 1.4 millones de piezas de jabón.

Con dichas acciones la empresa reafirma su compromiso de crear un futuro para la población mexicana, trabajando todos los días para garantizar productos de higiene y desinfección confiables.

viridiana.diaz@eleconomista.mx