Diversas organizaciones sindicales, de abogados y de la sociedad civil anunciaron el inicio de una campaña nacional de promoción de amparos contra la reforma laboral por considerarla altamente lesiva para los trabajadores.

En ese sentido, hicieron un llamado a interponer amparos individuales, grupales o por sindicato para defender sus derechos humanos laborales ganados durante décadas de lucha de la clase trabajadora.

Las organizaciones promotoras de esta campaña indicaron la importancia de movilizarse y revertir lo que consideran efectos nocivos que la reforma laboral, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 30 de noviembre, tiene para las y los trabajadores; destacaron la trascendencia de acompañar estas acciones por la vía jurídica mediante el amparo.

Éste es avalado por las organizaciones Unión Nacional de Trabajadores, FAT, ANAD, UNJ, SME, CROM, Congreso Nacional de Bases, CILAS y Cereal, entre otros.

Dicha reforma, añadieron los promotores, se puede impugnar en el periodo que va del 3 de diciembre del 2012 al 10 de enero del 2013, por lo que instaron a todas y todos los trabajadores del país a visitar la página electrónica www.amparoreformalaboral.org, en la que podrán encontrar el formato de amparo, un manual para documentarlo, el juzgado donde deberán presentarlo según su ubicación geográfica y cómo darle seguimiento.

Hicieron hincapié en que todo el procedimiento formato, presentación, seguimiento y asesoría vía Internet es totalmente gratuito, e insistieron en que el amparo debe presentarse antes del 10 de enero del 2013, fecha en que concluye el término de ley para impugnar las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo.

Las organizaciones enumeradas coincidieron en que la reforma laboral debe derogarse porque es restrictiva, regresiva y violatoria de los derechos de toda la clase trabajadora.

Al aplicarse, la reforma laboral profundizará, todavía más, el trabajo precario en todas sus dimensiones, dando manga ancha para el abaratamiento de la mano de obra en beneficio único de los patrones. Quienes promovieron y votaron la aprobación de la reforma mienten cuando pretenden hacernos creer que ha habido grandes avances en materia laboral.

Expusieron que la realidad que enfrenta la clase trabajadora mexicana se refleja en un aumento en el desempleo, que rebasa ya de acuerdo con estudios académicos de la UNAM la tasa de 15%, casi el triple de lo que indican las cifras oficiales.

[email protected]