De la imagen de la fotografía a la imagenología médica. La responsabilidad se volvió el principal reto para Miguel Nieto Ramos, director general en México de Carestream, y es que por más de diez años estuvo en directivas de Kodak. Carestream es una empresa dedicada al desarrollo y comercialización de productos consumibles, equipamiento y desarrollo de tecnología para imágenes médicas, dentales y de uso industrial.

“Estuve en Kodak mucha años, y desde el punto de vista del equipamiento de la imagen es muy parecido; sin embargo, las aplicaciones, mercado y la industria son totalmente diferentes, la principal son las responsabilidades cuando estás hablando de salud e incluso la vida de las personas, a diferencia de lo que pueden ser imágenes al público en general”, dijo Nieto Ramos, quien lleva dos años al frente de la empresa.

Carestream perteneció anteriormente a la división de salud de Grupo Kodak, luego fue separada y hoy en día es una subsidiaria de la canadiense Onex Corporation, cumple 11 años en México -este 2018-, su reto es continuar en una posición de liderazgo en el mercado mexicano, específicamente en imagenología médica, donde tienen presencia en 90% de las instituciones que operan en el país, tanto sector público como privado.

Sin dar números, Nieto Ramos comentó que la industria de dispositivos médicos de su ramo ha mantenido crecimiento doble dígito los últimos cinco años, principalmente impulsados por el desarrollo que han tenido los laboratorios particulares.

La empresa tiene presencia directa en 170 países a nivel mundial con 17 sitios de manufactura y centros de investigación y desarrollo, una de ellas está en México, en Guadalajara, la cual está dedicada a la película para imagenología médica, tanto mamográfica como de rayos x, y la producción tiene como destino el mundo.

El directivo refirió que su diferenciador ante la competencia es la tecnología y el desarrollo continuo, como el uso de inteligencia artificial, como ejemplo explicó el “Orquestador”, esta herramienta detecta el tipo de estudio y lo dirige al médico especialista más calificado, dependiendo de la lesión o el tipo de paciente que se está tratando.

“Los retos y las oportunidades en el sector público son enormes, en México 70% del gasto en salud se da en instituciones públicas, y un alto porcentaje de nuestra población se atiende en las instituciones públicas en diferentes geografías, rural y urbana, y desafortunadamente en nuestro país la constitución de infraestructura y de recursos especializados no siempre nos permite tener un buen servicio, entonces la tecnología presenta una oportunidad interesante”, compartió Nieto Ramos.

maria.rodriguez@eleconomista.mx