La cancelación de la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) generaría una pérdida de 120,000 millones de pesos, monto que equivale casi a la mitad del costo final de la obra (250,000 millones de pesos), advirtió Federico Patiño, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), que tiene a su cargo el proyecto. Y también se dejarían de crear 450,000 nuevas plazas laborales estimadas para su operación cuando esté funcionando.

En conferencia de prensa, el funcionario dijo que para garantizar que su construcción sea transexenal, se ha logrado fondear más de 70% del costo de la obra, pues se dispone de alrededor de 10,000 millones de dólares de los 13,300 millones que están proyectados, y con ello la próxima administración federal no enfrentará presiones financieras.

Patiño estuvo acompañado del vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, quien refirió que además de la pérdida económica (que incluye menos turismo y comercio) habría una afectación a la reputación del país porque no habría credibilidad para los inversionistas.

Y afirmó que la obra sigue, junto con la meta de poner en operación el nuevo aeropuerto en el 2020, porque la selección del lugar en donde hoy se construye fue producto de muchos años de análisis practicados por los expertos más reconocidos a nivel mundial. El Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados de Aviación de los Laboratorios MITRE, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), entre otros, han dado aprobado su viabilidad.

“Es la mejor opción posible y está en el mejor lugar posible”, afirmó.

Ambos funcionarios coincidieron en que no han sido convocados a alguna reunión para el análisis de la nueva terminal, como propuso el aspirante a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, y si eso ocurriera, fijarán su postura.

El monto de la afectación, de acuerdo con el titular del GACM, se compone de: el costo que tendrían las demandas por daños y perjuicios de las empresas con contratos de obra y los inversionistas del proyecto, el gasto de capital ejercido hasta ahora y hasta la liquidación del personal que interviene en la construcción, cuantificado en 70,000 personas hacia el cierre de este año.

“Son números gruesos, nada fuera de la realidad, a finales de este año tendremos una inversión de 70,000 millones de pesos en el sitio (...) las penas serían cerca de 20% y además de la liquidación de personal”, señaló.

El grupo ha emitido deuda por 6,000 millones de pesos, a los que habría que sumar los más de 1,600 millones de dólares de la emisión de su Fibra E, más los casi 1,300 millones de fondeo gubernamental y una línea de crédito por 1,000 millones de dólares que hace menos de dos semanas anunció Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Sobre la emisión del Fibra E, Patiño enfatizó que “esta colocación reflejó la confianza de inversionistas en la viabilidad de la obra”. Recalcó que la próxima administración federal no enfrentará presiones financieras para terminar la construcción del NAIM, pues los recursos contratados para el fondeo no tienen garantía del gobierno y están respaldados por los flujos del actual aeropuerto capitalino y los de la futura terminal. (Con información de Notimex)

todos los candidatos

Mesas del NAIM, a mediados de abril, propone el CCE

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) prevé que las mesas técnicas con los candidatos a la Presidencia de la República sobre el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se realicen a mediados de abril, una vez que arranquen campaña los aspirantes, y sentenció que “el aeropuerto no puede tener una moneda de cambio político-electoral, sino visión sustentada”.

Juan Pablo Castañón, presidente del organismo privado, comentó que el sector empresarial se reunirá con todos los candidatos a la Presidencia para presentar los proyectos de infraestructura y logística que requiere México en el futuro, pero con Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se le demostrará que el NAIM tiene su viabilidad y su sustento en Texcoco.

José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Margarita Zavala están de acuerdo con la viabilidad del NAIM en Texcoco, pero acordamos con Concamin, que incluye a todas las cámaras como Canaero y CMIC, que tendremos una invitación a los candidatos para hablar de infraestructura y logística que requiere el país, dijo Juan Pablo Castañón. (Con información de Lilia González)

resultados, el 23 de abril

Van ocho propuestas por túnel de drenaje

Grupo Aeroportuario de la Ciudad México (GACM) recibió ocho propuestas para la Construcción del Túnel del Drenaje Pluvial Profundo del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuyo ganador se dará a conocer el próximo 23 de abril.

Durante el acto de presentación y apertura de propuestas, el subdirector técnico de Proceso de Licitación del GACM, Jaime Madinaveitia Villanueva, dijo que éstas serán evaluadas de forma cualitativa y el fallo se anunciará en la fecha mencionada, aunque podrá ser diferido dentro de los 30 días naturales siguientes.

La oferta más baja fue presentada por el consorcio formado por Alvarga Construcciones junto con Ingeniería Coliseum; Sinohydro Mexico ofertó un monto de 1,727 millones 596,932 pesos sin Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Le sigue el grupo conformado por la Peninsular Compañía Constructora, ICA Constructora de Infraestructura y Construcciones y Trituraciones propuso un monto de 1,939 millones 741,315 pesos.

De igual manera, Sacyr Construcción México junto a Cabosa presentaron una oferta por 2,518 millones 870,000 pesos. Mientras que Acciona Infraestructuras México, Desarrollos y Construcciones, Promotora y Desarrolladora Mexicana, Prodemex Construcciones y Desarrollo de Infraestructura, otra de 3,442 millones 686,210 pesos.

En tanto, el grupo integrado por Operadora Cicsa, FCC Construcción Constructora Estrella y Lombardo Construcciones presentaron una oferta por 3,477 millones 786,258 pesos. (Con información de Notimex)