El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) impulsa estrategias encaminadas a mantener la materia de trabajo frente a los cambios tecnológicos. Entre las acciones que emprenderá están reforzar la atención a clientes, el Programa de Permanencia Voluntaria (evitando jubilaciones) e incluso el programa de recuperación de mercado.

En el marco de la 44 Convención Nacional Ordinaria Democrática de los Telefonistas, el líder sindical Francisco Hernández Juárez expuso que es indispensable mantener las acciones como el Programa de Permanencia Voluntaria (PPV), que es “uno de los seis ejes estratégicos del STRM, contando a la fecha con 4,297 adheridos y 2,893 a Círculo Orgullo en Telmex. En lo que corresponde a bienes y raíces, contamos con 132 en PPV y 164 en el Círculo Orgullo”.

Al presentar su informe de labores, el líder sindical expuso que “en esta convención deberemos definir las líneas generales de nuestra estrategia para preservar nuestros derechos, acceder a la materia de trabajo con mayor proyección de futuro y definir un nuevo curso de las telecomunicaciones para hacer realidad la inclusión digital en el contexto de la Cuarta Revolución Industrial y la cuarta transformación de la vida nacional”.

Añadió que ésta es la primera convención con un nuevo marco legal relacionado con la recién aprobada ley reglamentaria de la reforma constitucional en materia de justicia laboral, “lo que nos llevó a ser particularmente escrupulosos en los procedimientos internos para la elección de los delegados participantes en nuestro máximo órgano de gobierno, y constituye un buen ejercicio para los procesos internos que realizaremos el próximo año, en los que será de vital importancia fortalecer nuestra cohesión y unidad internos”.

Respecto a la revisión salarial 2019-2020, Hernández Juárez sostuvo que “fue un verdadero reto para los telefonistas. Las medidas dictadas por el IFT han colocado a Teléfonos de México en una condición financiera difícil, de tal forma que este año reportó pérdidas en sus ingresos por la implementación de un modelo de competencia que no ha tenido buenos resultados en otros países, y que en México particularmente está dirigido a beneficiar sólo a algunas empresas”.

Pese a ello, dijo que se logró un paquete interesante, conformado por salario, prestaciones, materia de trabajo (actual y futura para todas las especialidades), capacitación, renovación del Programa Nacional de Productividad (incremento de bolsa), remanente, tabulador de viáticos, Programa de Permanencia Voluntaria y equidad de género, además de un acuerdo sobre la viabilidad financiera de la empresa.

Asimismo, destacó que los telefonistas tienen claro que actualmente “lo que hace la diferencia entre los operadores de telecomunicaciones es la calidad de servicio”, razón por la que “se ha convertido en una de las prioridades de nuestra estrategia sindical que exige nuestra atención permanente. En consecuencia, debemos mantener niveles óptimos de atención en beneficio de nuestros clientes para repercutirlo en la materia de trabajo que desarrollamos. Obtener mejores resultados permite destinar personal a otras actividades”.

[email protected]