El secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas, aseveró que será entre hoy jueves y viernes cuando se abra el diálogo con Walmart sobre la huelga que está emplazada en caso de que no se cumpla la demanda de un alza salarial que se pide sea de 20 por ciento.

Tras su participación en la mesa “Derecho colectivo” de las audiencias sobre la reforma laboral que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados, el también diputado priista dijo que la solicitud del aumento salarial de 20% se debe a un rezago en la materia, no obstante, dijo, se está abierto a la negociación.

“Obviamente vamos a escuchar a la empresa para ver qué ofrece, a lo mejor ofrece el 19 y el 18, y si los trabajadores y las trabajadoras están de acuerdo, pues con eso nos vamos”, declaró a los medios de comunicación.

En este sentido, el sindicalista refirió que agremiados de la CROC ya se han ido a huelga por las condiciones salariales en Los Cabos, Baja California, porque, dijo, se negaba a reconocer un contrato colectivo. González Cuevas precisó que en caso de no llegarse a un acuerdo con la empresa de autoservicio la huelga estallará en unos 18 estados el próximo 20 de marzo.

Se sumará croc-quintana roo a huelga

Al menos cinco de las 15 tiendas de la cadena Walmart en la zona norte de Quintana Roo se sumarán al paro nacional emplazado para el 6 de marzo por parte de la dirigencia nacional de la CROC.

Mario Machuca Sánchez, dirigente de la central obrera en Quintana Roo, dijo que sólo cinco tiendas en el estado tienen contrato con esta central, sin embargo, las 10 restantes también se sumarán al menos de manera simbólica, colocando banderas rojinegras el próximo miércoles.

El dirigente explicó que el sindicado está divido entre los diferentes giros laborales que desempeñan sus trabajadores, por lo que los contratos colectivos para la rama comercial en Quintana Roo suman poco más de 1,000 trabajadores, divididos en las 15 tiendas departamentales.

Pese a no ser el giro laboral predominante entre el grueso de afiliados a la CROC en Quintana Roo, Machuca Sánchez aseguró que tanto la dirigencia como los compañeros del gremio hotelero respaldan la lucha, porque han sido ya constantes las denuncias de maltrato y abuso laboral en esta cadena comercial, la cual abarca otras marcas comerciales como Superama, Aurrerá y Sam’s Club.

De hecho, dijo, los trabajadores asesorados por la dirigencia de la CROC en el estado están esperando una respuesta al emplazamiento a huelga hecho desde la central en la Ciudad de México, con un ánimo de diálogo, pero con la convicción de no ceder en las demandas principales, que son un incremento de 20% en el salario, más 4% de comisión de ventas, distribuido entre la plantilla laboral por cada tienda.

Además exigen un trato laboral digno, pues son muchas las demandas que tiene la empresa por la falta de pago de horas extras, despidos y actas disciplinarias injustificadas, discriminación, entre otras irregularidades.