La Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó las disposiciones que permiten y regulan el acceso de operadores de telecomunicaciones a más de 11 millones de postes de la Red Eléctrica de Distribución, con lo cual se da luz verde a “un proyecto histórico” para el sector, tanto por su impacto para la industria, como para los consumidores. Edgar Olvera, subsecretario de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) explicó a El Economista que a partir del 1 de enero del 2019 los operadores de telecomunicaciones podrán acercarse a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) bajo las nuevas reglas de la CRE para solicitar acceso a los postes. No obstante, en los próximos días se publicará en el Diario Oficial de la Federación la nueva normatividad.

“Será hasta enero cuando entren en vigor las disposiciones porque hay contratos firmados, además, hay derechos que se tienen que derogar para la nueva tarifa”. Destacó que, la industria tiene una “oportunidad histórica” de crecer sus redes a través de la red eléctrica.

Por su parte, Guillermo Zúñiga, comisionado de la CRE escribió en su cuenta de Twitter: “Esta nueva regulación crea posibilidades para mayor despliegue de capacidad en beneficio de los usuarios”.

Desde hace algunos meses la SCT en coordinación con la CRE trabajaban en conciliar los comentarios que los interesados enviaron a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria respecto del anteproyecto, por el cual se pondrá a disposición de operadores de telefonía acceso a los 11 millones de postes del servicio eléctrico, para lograr concretarlo antes de que concluya la actual administración.

De acuerdo con Edgar Olvera, de la SCT, los postes del servicio eléctrico son indispensables para un despliegue más rápido y económico de fibra óptica en el país.

El acceso a los 11 millones de postes del servicio eléctrico y sus 820,000 kilómetros de líneas será a precios competitivos y con ello podrán dar cobertura a casi 98% de la población.

[email protected]