La Comisión Reguladora de Energía (CRE) confirmó este jueves la renuncia de su secretario ejecutivo, Miguel Ángel Rincón Velázquez, sin informar acerca de las razones de esta decisión y en medio de acusaciones de retrasos en otorgamiento de permisos y señalamientos de actos de corrupción por parte de este regulador.

El secretario ejecutivo -quien participa en la organización de las sesiones del órgano de gobierno además de otras funciones administrativas elementales para el funcionamiento del regulador de todas las actividades relacionadas con combustibles y electricidad en el país- debe ser nombrado por el consejero presidente de la CRE, Leopoldo Vicente Melchi García, según la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética, en una sesión que se programará en los próximos días. 

Cabe recordar que la semana pasada, diversas fuentes que pidieron anonimato en medios nacionales acusaron al secretario saliente, Rincón Velázquez, de recibir sobornos a cambio del otorgamiento de permisos.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió en su conferencia matutina que a  su parecer "todos los consejeros de la CRE son gente seria, honestos, responsables. Se pudo cambiar a los integrantes del consejo, ahora todos son íntegros. Puedo estar tranquilo, sé que no hay corrupción en la CRE, que no hay moches”.

Sin embargo, la industria energética denunció que al cierre de 2020 se quedaron rezagados cerca de 300 permisos solicitados, y de igual forma, este año el órgano de gobierno ha sesionado en máximo dos ocasiones al mes, en la reunión ordinaria obligatoria y una sesión extraordinaria donde ha otorgado alrededor de 10 permisos, por reunión. 

karol.garcia@eleconomista.mx

kg