La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó a Petróleos Mexicanos (Pemex) la modificación a dos planes de desarrollo con los que la estatal logró ahorros de 1,109 millones de dólares y un descubrimiento inesperado mediante un pozo delimitador, además de ocho planes exploratorios con los que la estatal buscará conservar sus asignaciones terrestres y mantenerse competitiva en el nuevo mercado mexicano.

En primer término, Faustino Monroy, titular de la Unidad Técnica de Exploración, explicó durante la 30 sesión extraordinaria del órgano de gobierno del regulador que en el campo Terra de la asignación terrestre Mezcalapa, a 22 kilómetros de Villahermosa, Tabasco, la estatal concluyó en noviembre pasado un pozo delimitador, el Terra 2 DEL, que en lugar de servir simplemente para medir la superficie del campo resultó en un nuevo descubrimiento, para el cual pidió aprobación de un nuevo plan de desarrollo para el bloque Terra Sureste aislado. En las pruebas de producción que se realizaron durante la perforación se logró la extracción de 990 barriles diarios.

Por lo tanto, la CNH autorizó el nuevo plan de desarrollo en el que de mantenerse el éxito se perforará otro pozo, Terra 3 DEL, ya que el hidrocarburo esperado es súper liviano, con 41 grados API.

Además, Pemex pidió otra modificación a un plan de desarrollo derivada de eficiencias en el diseño de producción: en el bloque marino Ixtal a 140 kilómetros al noroeste de Dos Bocas, Tabasco, donde reducirá de 1,620 a 511 millones de dólares la inversión programada para obtener una producción apenas 14% inferior a la estimada originalmente, de 356 millones de barriles diarios durante los próximos dos años.

Este ahorro, explicaron, se logró porque la estatal canceló la perforación de siete pozos de desarrollo a una profundidad mayor (en el Jurásico Kimmerigdiano a más de 6 kilómetros de profundidad) y en lugar de ello realizarán reparaciones mayores a seis de los 18 pozos existentes.

Más exploración

Finalmente, el regulador autorizó también ocho planes de exploración para asignaciones terrestres en Veracruz y las cuencas del Sureste, en las cuales se invertirán desde 4,294 millones de pesos en un escenario base y hasta 1,552 millones de pesos en un escenario incremental de contar con descubrimientos exitosos antes de agosto del 2019.

En los 5,606 kilómetros cuadrados que componen las asignaciones Okom 06, Tesechoacán 01 y 02, Agua Dulce 05, Mezcalapa 03, 04 y 05 y Usumacinta 01, Pemex tiene planes para perforar 17 pozos exploratorios en el mejor escenario (con un mínimo de 10 pozos) y con ello probar que se puede quedar con las asignaciones y dirigirse hacia un plan de desarrollo en estas áreas.

kgarcia@eleconomista.com.mx