Ante la decisión de la Secretaría de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación (SAGARPA) de eliminar los apoyos a través de la agricultura por contrato, el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Gerardo Sánchez, presentó un punto de acuerdo para que se instrumente un Programa de Apoyo Emergente de Agricultura por contrato con un monto estimado de 3,000 millones de pesos.

El objetivo, explicó, es garantizar el precio y la comercialización de al menos 5 millones de toneladas de granos del ciclo primavera-verano 2012, de las cuales tres millones son de maíz, 2 millones de sorgo y 150,000 toneladas de soya.

Lo anterior permitiría darle certeza a los productores y consumidores de estos productos en la comercialización y los precios de adquisición justos, por lo que de llevarse a cabo este programa emergente su impacto sería para toda la oferta nacional de granos comerciales , afirmó el líder de la CNC.

Destacó que desde hace casi una década este programa institucionalizado en el país ha permitido certeza y seguridad para el productor y el consumidor en el volumen de producto a comercializar y los precios a los que se habrán de realizar.

Pero de forma inexplicable la SAGARPA ha cambiado el esquema de operación de la agricultura por contrato , dijo, al sustituirla por el llamado Programa de Administración de Riesgos de Mercado a través de intermediarios financieros conocidos como PARMIF.

En ese sentido, el también senador Sánchez García señaló que entre las principales desventajas de este cambio se encuentra la necesidad para el productor de contar con una línea de crédito lo que deja fuera al que no está bancarizado; además obliga a registrarse de manera directa y no a través de terceros, situación que afecta seriamente a las organizaciones de productores, como son las sociedades de producción rural, las cooperativas y las unidades de producción, entre otras. Por si fuera poco, denunció, se castiga presupuestalmente el programa hasta en un 93 por ciento.

Esto significa, concluyó, que si para este año el componente apoyo al ingreso objetivo y a la comercialización tuvo una asignación presupuestal de 8,500 millones de pesos, ahora sólo se asignarán 550 millones de pesos, a través de FIRA (Fideicomisos Instituidos con Relación a la Agricultura).

Cabe señalar que el Consejo Nacional Agropecuario, también está en contra de que se elimine este programa que ha constituido un avance para garantizar la comercialización agrícola.

pmartinez@eleconomista.com.mx

MFH