La compañía chilena CMPC amplia sus dominios en América Latina. La papelera vinculada al grupo Matte anunció la adquisición de unas 100,000 hectáreas en Brasil, en una operación valorada en 302 millones de dólares, que podría impulsar el desarrollo de un millonario complejo de producción de celulosa de la firma en ese país.

CMPC, que produce papel y derivados de madera, acordó la compra a Fibria Celulose en el estado de Río Grande do Sul. Del total de hectáreas, aproximadamente unas 38,000 están actualmente plantadas de eucaliptus.

A través de un comunicado, la firma informó que esta adquisición la realizará su filial brasileña CMPC Celulose Riograndense.

CMPC suscribió el acuerdo con el objeto de completar sus necesidades de madera para su industria de celulosa y especialmente el proyecto Guaíba Línea II, actualmente en estudio , aseguró.

CMPC se encuentra en la fase final para la definición de la construcción de una segunda línea de producción de entre 1.3 a 1.5 millones de toneladas de celulosa de fibra corta.

Los términos del acuerdo también contemplan la adquisición de contratos de arrendamiento de predios forestales a terceros y bosques que actualmente se encuentran plantados por una superficie de 1,300 hectáreas.

Analistas estimaron que la inversión de la nueva línea de producción implicaría desembolsos por unos 3,500 millones de dólares.

La firma ingresó al mercado brasileño con la compra de Fibria en Aracruz, en una operación valorada en 1,400 millones de dólares.

CMPC podría usar la base forestal para impulsar la expansión en su planta de celulosa , dijo Barclays en una nota a clientes.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica