La empresa de origen español CAF está interesada en participar en la licitación para operar y dar mantenimiento al tren interurbano México-Toluca, y están listos para presentar sus propuestas bajo la modalidad que determine la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), afirmó su director en México, Maximiliano Zurita.

“Es el último paquete que queda. Por supuesto que vamos a estar en el proceso. Somos los operadores privados de transporte masivo ferroviario en el país con el tren suburbano y nos gustaría ganar”, comentó.

En conferencia de prensa, el directivo dijo que las modalidades que se podrían considerar por parte de la dependencia son: concesión, un contrato de operación bajo la modalidad de prestaciones de servicios o una asociación público-privada.

La empresa se ha encargado de hacer los análisis de cada una de las posibilidades y desde la perspectiva de Zurita, tendrá que ser en enero próximo cuando se publiquen las bases de licitación porque “ya no hay mucho tiempo”.

Con base en información de la SCT, en octubre del 2018 será inaugurado el tren.

Con respecto al carro del tren que fabricó el consorcio liderado por CAF la semana pasada, cerca de donde se ubicará la estación Zinacantepec y que aún no se entrega a la SCT, el directivo dijo que ya fue limpiado y está en perfectas condiciones.

Sin embargo, la empresa no “subirá” otros trenes que ya están listos en su planta de Huehuetoca hasta que no les entreguen la cochera el próximo mes.

“No pensamos que los temas deban ser un problema, es perfectamente controlable. Lo que pasó fue un hecho aislado”, agregó.

El suburbano mejora calificación

Al cierre del presente año, el tren suburbano habrá transportado 57 millones de pasajeros, lo que representa un incremento de 3% respecto del año pasado, dijo su director comercial, Max Noria.

Las más de 500 cámaras de seguridad que hay en sus instalaciones y trenes, la puntualidad y la creciente actividad cultural y deportiva que ofrecen han sido factores por los cuales los usuarios le otorgaron una calificación de 8.7 en calidad de servicio (el Metrobús tiene 7.5 y el Metro 6.8 puntos).  Para continuar dando mejor servicio a sus pasajeros, se prevé que el próximo año se coloquen las primeras antenas para ofrecer Internet gratuito en algunos puntos y se seguirá trabajando en incrementar las rutas alimentadoras de autobuses y camionetas a sus estaciones.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx