De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017, 20.2% de los 84 millones de personas de 18 y más años se ha sentido discriminada por algún motivo en el país, generando efectos negativos en la vida de las personas y tienen que ver con la pérdida de derechos y la desigualdad para acceder a ellos; lo cual puede orillar al aislamiento, a vivir violencia e incluso, en casos extremos, a perder la vida.

Entre los prejuicios a erradicar se encuentra uno arraigado en el futbol, y es que durante aproximadamente 17 años el futbol mexicano se ha enfrentado a un gran reto en los estadios, el llamado “grito homofóbico”, una expresión que ha afectado seriamente a este deporte al buscar intimidar al contrincante y es una clara representación de la discriminación y prejuicios que existen en la sociedad.

“De acuerdo con una investigación realizada por DXI, una de cada dos personas dejan de moverse por miedo al qué dirán. En México las principales tensiones culturales son: La falta de inclusión (Comunidad LGBTQ+ y personas con discapacidad), género y apariencia física (tipo de cuerpo). A través de #YoMeMuevoPorElFutbol, Rexona busca cambiar esto, ya que el movimiento nos impulsa a romper nuestros limites, a derribar las barreras que nos han impuesto y tiene beneficios tanto físicos como emocionales en las personas. Sin importar quién eres o como te mueves, nada debería detenerte. Por eso buscamos que todos tengamos la libertad de movernos con confianza”, detalló Ernesto Viramontes Riveroll, director de MKT para Rexona México. 

El movimiento de Rexona #YoMeMuevoPorElFutbol invita a sumar el apoyo de los aficionados a favor de un ambiente positivo dentro y fuera de la cancha. Este apoyo se expresa “firmando” de manera digital un compromiso en el que como apasionados del futbol recuerden los valores positivos que enseña este deporte para que los únicos gritos en el estadio sean para animar al equipo favorito, divertirse sin discriminación ni prejuicios y que más personas puedan vivir la pasión del futbol dejando de justificar los actos de discriminación y prejuicio como el “grito homofóbico”.

Además, como parte de #YoMeMuevoPorElFutbol, Rexona apoyará a la Organización de Futbol Rápido de Barrios Azcapotzalco en la CDMX con el reacondicionamiento de la cancha el Barril, y con un programa de entrenamiento para 282 jóvenes de entre 10 y 17 años y la formación de entrenadores.

La iniciativa busca impactar a 23 millones de mexicanos a través de la firma del compromiso en https://www.rexona.com/mx/memuevoporelfutbol.html

Para el próximo año, Rexona busca conectar con las personas a través del deporte, llevando a la vida su propósito que es “inspirar confianza en todos para que se muevan más allá de sus límites” a todas sus acciones y esfuerzos para derribar las barreras para que todas las personas tengan la libertad de moverse.

viridiana.diaz@eleconomista.mx