Ante el reto de conectar la oferta y la demanda de fuerza de trabajo, las agencias de reclutamiento especializado ofrecen una solución para colocar al candidato ideal con la vacante ideal, pero no resuelven un problema clave: el déficit de competencias de la fuerza laboral ante los rápidos cambios de los perfiles laborales para atender las nuevas necesidades de los empleadores.

Bajo este diagnóstico, desde el 2016, la fundación Generation –fundada por iniciativa de la consultora McKinsey & Company– ofrece en México programas formativos a jóvenes interesados en aprender habilidades que les otorgarán una alta probabilidad de encontrar un empleo: la fundación afirma que 85% de sus graduados consiguen trabajo en menos de 60 días.

Lo anterior se consigue gracias a un aspecto clave: los programas de Generation están hechos a la medida de las necesidades de las empresas, pues previamente consultó con ellas las habilidades necesarias para cubrir las vacantes con mayor escasez de talento.

“Generation a nivel global tiene un equipo instruccional que genera investigación con empleadores para detectar las áreas prioritarias que los puestos de mayor demanda están requiriendo. A partir de esa investigación se va desarrollando el contenido, el currículum instruccional”, afirma Mercedes de la Maza, directora de Generation México.

Las capacitaciones que ofrece Generation son intensivas y están milimétricamente enfocadas a las habilidades planteadas por los empleadores. Sus programas –que son enteramente gratuitos para los estudiantes– tienen una duración de apenas 12 semanas, pero ello resulta suficiente para convertir a los participantes en candidatos atractivos para contrataciones.

“Las vacantes de las empresas que muchas veces se quedan sin cubrir por falta de candidatos y aquellos jóvenes que están sin empleo pensando que no hay oportunidades. Tratamos de cerrar esta brecha para que haya una mejor comunicación y compatibilidad entre ambos sectores”, afirma De la Maza.

Los requisitos básicos para ser aceptados en un programa son tener de 18 a 29 años, el bachillerato concluido y radicar en la Ciudad de México y Guadalajara, que son las dos plazas del país en las que, por el momento, Generation trabaja con posibles empleadores.

El proceso de selección implica también una evaluación de razonamiento lógico matemático y la elaboración de un video en donde la o el aspirante expliquen sus motivos para unirse al plan de capacitación.

Las y los candidatos deben también comprometerse a tener una dedicación casi exclusiva para el programa en un horario de 09:30 a 17:30 horas de lunes a viernes durante sus 12 semanas de duración.

Por el momento, Generation ofrece un programa cada año, producto de su sondeo con empleadores. Desde el 2019 ofrece la formación de Desarrollador(a) Java Full Stack, dada la alta demanda de talento para cubrir vacantes relacionadas con tecnología, potenciada con la pandemia y su efecto en la mayor digitalización de las empresas.

“Con la pandemia detectamos que hay muchísimas vacantes y hay mucha escasez de talento al respecto en vacantes de tecnología. Esta primera entrada de desarrollador Java te da un primer panorama para poder después especializarte en Python, base de datos, html, etc.”, comenta la directora de Generation México.

Previamente, la fundación también tuvo un programa de ventas al menudeo y uno de ventas de servicios financieros. Cada generación se conforma de entre 40 y 60 jóvenes y la tasa de aceptación ronda el 70 por ciento.

“Para este 2021 vamos a beneficiar a 400 jóvenes, tanto de CDMX como Guadalajara. Y a principios del 2022 vamos a tener otros 150 lugares o 200. Más o menos por año son entre 500 y 600 jóvenes. Ahorita llevamos graduados aproximadamente 150. Todavía nos quedan 250 lugares para CDMX y otros 150 para Guadalajara”, afirmó De la Maza.

Generation México tiene la meta de beneficiar a más de 6,000 jóvenes al 2024 por lo que, afirma su directora, “en una vista muy rápida tendríamos que estar para el próximo año graduando a 1,000 jóvenes y 1,200-1,300 en el 2023”.

La fundación –que está presente en 14 países y en México trabaja con siete empresas y fundaciones donantes– tiene a cerca de 50 empresas empleadoras y tiene interés en expandirse a otras regiones del país como Monterrey o el Bajío.

octavio.amador@eleconomista.mx