El ministro de Comunicaciones de Brasil, Paulo Bernardo, afirmó que negocia con otros países de América del Sur la implantación de medidas que ayuden a reducir las tarifas de roaming internacional que se cobra a los usuarios durante sus viajes al exterior.

Según Paulo Bernardo, el tema fue tratado con Argentina, Colombia y Venezuela por los frecuentes viajes de brasileños a esos países.

Se estudia la posibilidad de eliminar la doble tributación incidente sobre ese tipo de llamadas.

Cuando alguien viaja, por ejemplo, a Argentina, el gobierno de ese país tasa y el brasileño también lo hace , aseguró el Ministro de Comunicaciones de Brasil. Una idea es que las llamadas originadas del país se tributen en aquel país, y eliminar así una de las puntas que afectan a los usuarios , continuó Paulo Bernardo.

En un viaje internacional, la cuenta del celular puede llegar, con facilidad, a algunos miles de reales, e incluso más si el cliente utiliza también servicios de datos.

El gobierno brasileño también quiere incentivar a las empresas a construir más puntos de intercambio de tráfico internacional y a compartir esa infraestructura. Para completar una llamada entre Brasil y Chile, el tráfico muchas veces necesita pasar por Estados Unidos. Ese trayecto internacional contribuye a encarecer las llamadas.

La falta de conexiones internacionales hace que el costo de un proveedor en Brasil sea tres veces superior al de un proveedor en Estados Unidos, aseguró el Ministro de Comunicaciones de Brasil.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica