A pesar de que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) tenía hasta el 31 de diciembre para acordar el incremento salarial, tomaron por acuerdo unánime incrementar los mínimos 4.2%, que significan casi 3 pesos, y dejar fuera la propuesta que presentó el gobierno del Distrito Federal de llegar a un salario de 86.33 pesos.

El pasado viernes, la Conasami, que se encontraba en sesión permanente, determinó fijar para el 2016 los salarios en 73.04 pesos en todo el país, incluido el Distrito Federal.

En lo relativo a los salarios mínimos profesionales, los miembros del Consejo de Representantes decidieron que se aumentaran en la misma proporción en que lo hizo el salario mínimo general, conservando para cada profesión, oficio o trabajo especial el mismo porcentaje de percepción por arriba del mínimo general que fue determinado en función del grado de calificación requerido para desempeñarlo.

El presidente de la Conasami, Basilio González Núñez, dijo: el Consejo de Representantes tomó una decisión unánime en la fijación de los salarios mínimos generales y profesionales para el 2016, por decimotercer año consecutivo, preservando así un diálogo franco y abierto entre los factores de la producción para conciliar los intereses que beneficien a los trabajadores del país y al crecimiento de la planta productiva nacional .

Cabe recordar que el pasado miércoles 9 de diciembre, el secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), Salomón Chertorivski; del Trabajo y Fomento al Empleo, Amalia García, y de Finanzas, Édgar Amador Zamora, entregaron al presidente de la Conasami, Basilio González, el estudio y la propuesta que sustenta las condiciones económicas para aumentar el salario mínimo de 70.10 pesos a 86.33 pesos a partir del 1 de enero del 2016.

Sin embargo, González Núñez afirmó que el único facultado para incrementar los salarios mínimos es el Consejo de Representantes, y detalló que se resolvió este incremento considerando que en el 2015, de acuerdo con la información de que la inflación durante el presente año terminará alrededor de 2.0%, permitirá que el poder adquisitivo del salario mínimo tenga una recuperación de 4.80%, más del doble de la inflación señalada .

Asimismo, el consejo estima que con el incremento de 4.2% para el 2016 y con una inflación estimada por el Banco de México de 3.0% para ese año, se tendrá nuevamente una recuperación en el poder adquisitivo de los trabajadores de salario mínimo de más de un tercio de la inflación esperada.

Asimismo, informó que el Consejo de Representantes considera que el salario mínimo real tendrá al finalizar los primeros 37 meses de la actual administración (diciembre 2015) una recuperación de 4.67%, la más alta para un periodo similar en las últimas siete administraciones.

Y concluyó diciendo que la reforma constitucional en materia de desindexación del salario mínimo constituye un paso trascendente y una base firme para que la política de salario mínimo pueda transitar en el futuro sin una de sus principales ataduras, hacia una recuperación gradual y sostenida de su poder adquisitivo .

[email protected]