Un barco con entre 20,000 y 30,000 toneladas de azúcar cruda quedó en puerto luego de que se cancelaran los permisos vigentes para exportar el edulcorante mexicano a Estados Unidos, dijo el presidente de la cámara azucarera de México, Juan Cortina.

NOTICIA: EU vuelve a posponer decisión sobre pacto con México por azúcar

Reuters dio a conocer esta semana que México canceló los permisos para evitar posibles sanciones ante una mala interpretación por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos de los acuerdos que rigen el comercio de azúcar entre ambos países desde finales del 2014.

"Hubo un ingenio (...) que estaba terminando de cargar un barco para refinerías en Estados Unidos y cuando iba a salir, de repente llegó la noticia de que se cancelaban los contratos de exportación", dijo Cortina en entrevista con Reuters.

" Hay muchos afectados. Había otros que tenían barcos ya en camino y los cancelaron", añadió el empresario, quien detalló que los 54 permisos cancelados de 23 ingenios involucran a entre 100,000 y 120,000 toneladas de azúcar.

NOTICIA: Envíos de azúcar refinada, en riesgo

Los llamados "acuerdos de suspensión", firmados en diciembre del 2014 y que rigen el comercio de azúcar, evitaron una guerra comercial y establecieron precios mínimosy cuotas de los tipos del edulcorante que las fábricas mexicanas pueden enviar a Estados Unidos, poniendo fin al libre comercio pactado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Fructosa fuera

Ambos países estaban en conversaciones para renegociar los acuerdos, pero éstas se suspendieron al concluir el Gobierno del ex presidente Barack Obama en enero y Cortina dijo que aún no hay fecha para retomarlas.

Sin embargo, advirtió que si Estados Unidos cancela los acuerdos, los empresarios azucareros exigirán al Gobierno mexicano que frene el ingreso de la fructosa de ese país.

NOTICIA: Impuesto fronterizo divide a empresas en Estados Unidos

"Si nos cierran el mercado de azúcar en Estados Unidos, nosotros como industria mexicana vamos a exigirle enérgicamente a nuestro Gobierno que frene inmediatamente la entrada de fructosa", destacó Cortina.

" Hemos tratado de privilegiar el diálogo y los acuerdos con Estados Unidos. No estamos de acuerdo en permitir que nos vuelvan proveedores de materia prima a un monopolio en Estados Unidos cuando nosotros hemos dejado plenamente abierta la entrada a la fructosa en México", subrayó.

Estados Unidos y México junto con Canadá se encaminan a una renegociación del TLCAN, impulsada por el presidente Donald Trump, y el azúcar y la fructosa serán un tema clave en esas conversaciones.

Cortina dijo que si el azúcar sale del tratado, Estados Unidos será el más perjudicado porque se impediría el ingreso de fructosa, que no tiene otro mercado que México.

"Si algo así sucediera (salir de TLCAN) los que tienen más que perder es Estados Unidos. El azúcar mexicana de todas maneras la van a tener que importar", dijo.

"Sin embargo, la fructosa que viene para México, si México no la compra no tiene mercado, van a tener que cerrar plantas de fructosa en Estados Unidos", subrayó.

NOTICIA: Acuerdo con México no cubre todos los requisitos

Cortina dijo que este año, México importará 1.3 millones de toneladas de fructosa.

El jueves, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) elevó su pronóstico de importaciones de azúcar desde México hasta los 1,054 millones de toneladas durante el actual ciclo 2016/17, que cierra a fines de septiembre, frente a la previsión previa de compras por 972,000 toneladas.

erp