Investigaciones realizadas por la Unidad de Supervisión y Verificación de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) durante febrero del 2010 y firmadas por el hoy Secretario Técnico del Pleno del órgano regulador, Juan José Crispín Borbolla, reportan el uso irregular que MVS Multivisión SA de CV le daba a sus 50 concesiones en la banda de 2.5 GHz, desde el 2006.

El reporte de investigación, al que El Economista tuvo acceso, indica que de los 50 títulos de red que tiene concesionados MVS en la banda 2.5 GHz, en 30 de ellos, se reporta que tiene 22 usuarios o menos en las regiones concesionadas. De esos 30 casos, en 11 se presenta el mismo número de usuarios en los últimos 15 trimestres revisados (de enero del 2006 a septiembre del 2009) y, en 19 títulos, presenta idéntica información de usuarios en los 17 trimestres; es decir, en más de cuatro años no se modificó el número de usuarios .

Incluso el reporte consigna que MVS en 18 regiones reportó 11 usuarios o menos.

Además, la Unidad de Verificación de la Cofetel observa que 60% de los títulos de concesión otorgados al concesionario, en la banda 2.5 GHz-2.7 GHz, es utilizado para prestar servicios a 22 usuarios o menos, en las diversas poblaciones que cada título cubre .

Así, a la Cofetel se le hizo extraño desde el 2009 que MVS reportase tan pocos usuarios (22) en varias ciudades del país donde tienen el mayor espectro concesionado de todos los operadores de telecomunicaciones. Con más de dos veces el espectro de Telcel, que atiende a más de 70 millones de usuarios, MVS decía atender a tan sólo 22 personas. De hecho, también llamó la atención del regulador que, luego de más de cuatro años, MVS reportase el mismo número de usuarios. Así, a lo largo de cuatro años no ganó ni perdió un solo cliente. Lo que es completamente inusual en cualquier sector.

En los restantes 20 títulos de MVS, ésta reportó tener supuestamente 500,333 usuarios. Pero estos usuarios fueron migrados de la plataforma MasTV al sistema Dish en el 2009, según informó en aquel entonces Eduardo Peniche, director de Estrategia Comercial de MVS, con lo que dejaron sin usuarios la banda de 2.5 GHz, tema del actual conflicto.

De acuerdo con la información de la Cofetel, MVS vino reportando una subutilización de la banda 2.5 GHz desde el 2006; incluso, el regulador indica en sus reportes que en la concesión de Sonora, con 31 canales asignados, (MVS) ha venido reportando tan sólo seis (seis) usuarios desde el cuarto trimestre del 2005 .

También la Cofetel reportó que sólo en dos regiones, Tijuana y Ensenada, operaba correctamente la transmisión de los canales asignados en MVS. En el resto del país, reportaba fallas en el uso de la banda 2.5 GHz e incluso se identifico que en los casos de Córdoba y Poza Rica, ambos en Veracruz, el resultado del monitoreo arrojó que de los 32 canales asignados, (en la banda 2.5 GHz), por ninguno se está transmitiendo señal, por lo que están desocupados . Pero a pesar de que las frecuencias de MVS estaban apagadas, éstos reportaban tener ocho y siete usuarios, respectivamente, en cada ciudad.

Así, la conclusión de la Cofetel, desde el 2010, fue que MVS presentaba información inventada que no tenía sustento alguno y que incluso sus transmisores no estaba, operando según el radiomonitoreo de la SCT y la Cofetel.

Con ello, la frecuencia más importante y más grande del sector telecomunicaciones ya reportaba inconsistencias serias en su uso desde el 2006, años antes de la diferencia que tuvo MVS con el gobierno federal y a la que Joaquín Vargas le atribuye, desde el 2011, un rompimiento.

La información en poder de El Economista son dos carpetas con el monitoreo realizado a las concesiones de MVS por la Red Nacional de Radiomonitoreo, adscrita a la Cofetel.

Las razones de MVS

La decisión del gobierno federal es una decisión equivocada y profundamente costosa para el país .

No se trata únicamente de un acto arbitrario que afecta los legítimos derechos de un concesionario, sino sobre todo una decisión de política pública que amerita un análisis a fondo .

Abril, 2011.

MVS anuncia la conformación del consorcio concesionario integrado por MVS Telecomunicaciones, Clearwire, Alestra e Intel para ofrecer banda ancha para todos a través de la banda de 2.5 GHz con una inversión inicial de 400 millones de dólares en infraestructura, de un monto total que ascendería a 1,000 millones de dólares.

Junio, 2011.

MVS suspende el servicio de Internet móvil e-go, operado en el Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara, Toluca y Mexicali.

Diciembre, 2011.

La SCT notifica a MVS el no refrendo de las concesiones vencidas en la banda de 2.5 GHz.

Postura de la SCT

Se le ofrecieron a MVS todas las facilidades para utilizar sus frecuencias .

Entre el 2007 y el 2012, la Secretaría presentó diversos esquemas para autorizar la prórroga .

El procedimiento de rescate que hoy inicia se hará con la mirada puesta en el interés nacional, en el de los usuarios de telecomunicaciones.

Agosto 6, 2012.

El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet) pide al gobierno federal iniciar los procedimientos para declarar el rescate de la banda 2.5 GHz para licitarla nuevamente.

Agosto 8, 2012.

La SCT informa que niega la prórroga de todas las concesiones vencidas en la banda de 2.5 GHz e inicia el procedimiento de rescate.

Agosto 13, 2012.

MVS califica como arbitraria la decisión de la SCT.

Agosto 15, 2012.

MVS acusa al gobierno federal de haberlo amenazado y condicionado la renovación de sus concesiones a cambio de que no impugne la concentración Televisa-Iusacell.