Aun con la baja en demanda, México enfrentará alza de precios en la vivienda de hasta 7.5% durante el 2020 y 2021, provocado por la inestabilidad macroeconómica e impactada por la depreciación del tipo de cambio, sostuvo el presidente de la Cámara nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canavedi), Gonzalo Méndez.

“Desafortunadamente hemos tenido depreciación de la moneda y algunos insumos están ligados a la importación ciertamente”, expresó.

Al participar en un webinar organizado por el Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México y la Concamin, el dirigente de la Canadevi dijo que se espera una caída del 20% en la colocación de vivienda durante este año ante la situación del Covid, aunado a la alta burocracia que enfrenta el sector de años atrás.

“Estamos esperando que la vivienda tenga un incremento este año y el próximo. Creo que los precios correrán la suerte por la inflación del país, que puedan tener incremento en términos generales de entre 5 y 7.5%, dependiendo de la vivienda”, abundó.

Gonzalo Méndez refirió que cuando baja la demanda de vivienda existe un doble efecto y no tiene el dinamismo esperado: la oferta ha disminuido y entonces al haber menos inventario, aun cuando la demanda ha bajado, los precios de la vivienda no caen. Pero sí vemos impacto con el tipo de cambio y se espera que haya incremento de costos este año y el próximo veremos cómo va la pérdida de la moneda.

El presidente de la Canadevi expresó que existe el interés de invertir, pero siempre y cuando no haya trabas burocráticas, que incluso cuando se realizan proyectos de inmobiliarias tardan hasta dos años para poder hacer darse de alta.

“La sobreregulación que tenemos los desarrolladores para poder generar un conjunto habitacional es de las industrias que está más regulada, tenemos una sobreregulación en la parte de la tramitología, es extraordinariamente burocrática. En términos generales, el desarrollador desde que compra el suelo apto para desarrollarlo hasta que no tiene  a punto para poder individualizar una vivienda, tardamos entre dos y tres años, el segundo tema que hay que veces es la parte financiera, con los créditos adecuados y necesarios y con oportunidad y sobre todo en precio”, reprobó el empresario.

lgonzalez@eleconomista.com.mx