Para darle un toque de primicia al BMW Fest, la marca puso a disposición de los periodistas el que será su más grande lanzamiento del Auto Show de Los Ángeles, el BMW Serie 2 Gran Coupé.

Diseñado para rivalizar contra modelos como el Audi A3 sedán o el Mercedes-Benz CLA, su mayor ventaja será la de mostrar el carácter deportivo que siempre ha caracterizado a la firma de Múnich en un tres volúmenes del segmento de entrada.

La versión más potente contará con el motor 4 cilindros de 306 caballos de potencia, mismo que de serie hará juego con el diferencial mecánico Torsen de deslizamiento limitado que mejora la respuesta en el eje delantero.

Sin embargo el sistema que será la sensación del Serie 2 Gran Coupé es ARB (sistema de deslizamiento limitado de la rueda del actuador cercano), presentado ya en el BMW i3s. El ARB utiliza un controlador de deslizamiento ubicado directamente en la unidad de control del motor en lugar del empleado en la unidad de control para el sistema DSC (Control dinámico de estabilidad). Este cambio reduce el tiempo de respuesta y lo hace más eficaz en situaciones críticas, lo que se traduce en mayor control para el conductor.

Todas la versiones y motores se darán a conocer en el lanzamiento a finales de noviembre.