Luego de dos generaciones (lanzada la primera en el 2011), y tras 2.5 millones de unidades vendidas desde entonces, el autoconstructor alemán presentó la tercera del Serie 1. Bajo el código interno F40, BMW culminó el desarrollo de este compacto que tiene como punto central una actualización en varios frentes y de la que se beneficia, principalmente, de mayor espacio interior, un punto en contra de las primeras dos generaciones.

No será personal

Tras confirmar que sólo se dispondrá en México de la carrocería de cinco puertas, los directivos informaron que habrá en total tres versiones y dos motorizaciones.

Como te conté, el espacio interior es tal vez el principal ganador, a pesar de que la distancia entre ejes se mantiene prácticamente idéntica a la segunda generación (F20/F21); ahora, es un milímetro más grande para marcar 4,319 mm, por 1,799 de ancho y 1,434 de alto. 

Por lo que se refiere al diseño, la parrilla muestra una evolución, pues ahora es más grande y dejó la configuración de dos riñones individuales para dar paso a una sola pieza. La fascia lo hace ver más deportivo por la entrada de aire más grande y porque hay nuevos espacios para las luces de posición. Por los costados, los faldones lo acercan más al piso mientras que, en el poste C no puede faltar la curva Hofmeister, un elemento distintivo del diseño BMW.

La marca resalta elementos como rines de hasta 19”, salida de escape de doble tubo para la versión M135iA y la opción de techo panorámico, equipamiento que antes no era posible.

En la parte trasera, las calaveras ahora utilizan led, que mejora su vida útil y son más seguras al contar con mejor visibilidad, además de que el tamaño aumentó significativamente. Sobre el medallón se ubica un alerón, mismo que se extiende a los costados del cristal para mejorar la resistencia al avance.

Aceptable

Tal vez queda a deber en la vista de los materiales del interior, porque si bien no hay desviaciones, uniones deficientes o rebabas, la realidad es que abunda el plástico en todo el tablero y cubiertas de las puertas. Con todo a primera vista resalta una calidad de armado y de funcionamiento muy alta, pues presionar un botón o girar una perilla tiene ese toque que comunica hechura de nivel superior. 

El clúster es una pantalla de 10,2” a color que mejora la experiencia de manejo y te hace olvidar que se trata de un modelo de entrada. Entre los elementos disponibles están las molduras iluminadas de las puertas, el cargador inalámbrico para celulares ,el rediseño de la consola central, el sistema de sonido con 10 bocinas y 205 Watts de potencia hasta el Control de gestos o el asistente de estacionamiento que es capaz de grabar hasta 50 metros de trayectoria para después recorrerla por sí solo. Sin embargo, llama la atención el Intelligent Personal Assistant que gracias a la inteligencia artificial detecta preferencias de música, trayectos más comunes o contactos más frecuentes y ofrece asistencia, entre otras funciones.

Por su parte, los asientos son cómodos, ofrecen una sujeción aceptable tratándose de los montados de serie. Para la versión M135 iA xDrive se incluyen butacas deportivas de la división M que tienen la cabecera integrada y que están recubiertos de alcantara. 

Mecánica

Por el momento ya se encuentran los paquetes 118iA Sport Line y 118 iA M Sport que comparten un motor 3 cilindros turbo de 1.5 litros de desplazamiento y 140 caballos de potencia. En el primer trimestre llegará el M135 iA xDrive con motor 2 litros, 4 cilindros y 306 caballos de potencia, que además se vale de un diferencial mecánico de deslizamiento limitado Torsen con el que las cuatro ruedas tienen fuerza motriz y puede crear un efecto de bloqueo entre las ruedas delanteras, lo cual hace más agresivo su manejo. 

[email protected]