Asistir a trabajar y llegar a tiempo son las principales causas por las que las empresas acuerdan con los empleados otorgar bonos de productividad, informó la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) en su reporte sobre negociaciones salariales.

Según la dependencia, 23.1% de los acuerdos que se han firmado, a nivel federal hasta el mes de agosto, son para los rubros puntualidad y asistencia; mientras que 30% de los acuerdos signados bajo el rubro de bono de productividad, no contempla ningún tipo de meta.

Por otra parte, el número de trabajadores que se han visto beneficiados con este tipo de acuerdos suman 597,736 trabajadores en lo que va de 2019, en la jurisdicción federal. La mayoría de ellos, 89.2% se encuentran en una empresa en la que laboran más 300 trabajadores; y las de uno a 100, apenas representa el 3.1% de los bonos de productividad que se acuerda en las relaciones laborales.

 

“Las compañías mantienen los bonos de productividad, sin embargo, no en todos los casos se utilizan mediciones que vayan encaminadas a elevar la productividad de los trabajadores, en nuestro país algunas compañías otorgan los bonos de productividad como un complemento al salario”, expuso Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos.

Alfonso Bouzas, especialista laboral de la UNAM comentó que "la firma de los bonos en muchas ocasiones forma parte del contrato colectivo de trabajo, no es un esquema que se revise con atención según lo establezca el acuerdo laboral. De ahí que a partir de ahora, con la reforma laboral, es indispensable que los trabajadores conozcan el tipo de beneficios que tienen en su contrato y traten de mejorar las bonificaciones vinculados con la productividad".

Más ventas, menos producción

En el reporte de la STPS indican que los bonos de productividad ligados con las ventas sumaron en lo que va del año 46; mientras los vinculados a la producción son 20, “en un año complicado, como es este, las organizaciones buscan incrementar sus ventas, sobre todo porque en los casos de la producción vemos que se frenaron inversiones; y si bien no se incrementan de manera sustancial, si esperan mantenerlas”, agregó Leal Metlich.

La dependencia informó que las organizaciones también incluyen rubros como reducción de desperdicios, defectos, accidentes y tiempos muertos, ahorro de recursos, desarrollo de multihabilidades, desempeño individual, cuidado y conservación de maquinaria y equipo, mejorar la calidad del producto y actitud de servicio, aunque estos son los menos.

Cabe señalar que en lo que va del año se han realizado 6,337 revisiones salariales a nivel federal, de las cuales en marzo se registró el mayor número con 1,079 revisiones entre patrones y trabajadores.

kg