La presidenta argentina Cristina Kirchner salió airosa en una nueva contienda jurídica contra los fondos especulativos con bonos en 'default' (holdouts), al ordenar este sábado el Tribunal Internacional del Derecho del Mar (TIDM) que liberen a la fragata insignia "Libertad" embargada por un juicio en Ghana.

EL TIDM dispuso que Ghana libere al buque escuela al considerar inembargable una nave de guerra, en el segundo revés sufrido por el fondo NML Capital, luego de que una Cámara de Apelaciones de Nueva York rechazó el 4 de diciembre que Argentina le pague, junto al fondo Aurelius, la totalidad de una deuda de 1,330 millones de dólares.

"La decisión (del TIDM) es un respaldo absoluto al gobierno argentino en su defensa contra los ataques ilegales de los fondos 'buitre' (holdouts especulativos)", dijo en rueda de prensa en la Casa Rosada (sede de gobierno) el canciller Héctor Timerman, constató la AFP.

El TIDM se pronunció este sábado "por unanimidad" en favor del reclamo argentino para que las autoridades de Ghana liberen "inmediatamente y sin condiciones" al emblemático buque escuela, retenido en el puerto de Tema desde el 2 de octubre.

Por su parte, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, dijo a la prensa que "se dispuso entonces el retorno en el más breve plazo de la fragata y se contrató un charter de Aerolíneas Argentinas para enviar a Ghana a 98 marinos".

"El objetivo es completar la dotación suficiente para emprender el cruce del Océano. Los marinos despegarán del aeropuerto de Ezeiza el 18 de diciembre. La fragata estará de regreso en el puerto de Buenos Aires el 9 de enero", dijo Puricelli.

La "Libertad", en su viaje de instrucción, tocó puerto de Tema con 326 tripulantes, incluso de otros países latinoamericanos, pero ante la contingencia del embargo, sólo dejó a bordo a 44 marinos y al capitán.

La decisión del TIDM fue celebrada este sábado por políticos, incluso de la oposición, y funcionarios argentinos, entre ellos el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, quien dijo en la red social Twitter que "Argentina va a seguir defendiéndose de los piratas financieros, buitres no pasarán".

Kirchner estaba en jaque frente a los fondos especulativos y frases suyas en actos públicos sobre que "no se le pagará ni un dólar a los fondos buitre" irritaron a la Justicia estadounidense.

Fue así que causó honda inquietud en los mercados un fallo del juez de Nueva York Thomas Griesa que obligaba a Argentina a pagar toda la deuda de 1,330 millones de dólares a NML y a Aurelius, so pena de embargar o prorratear con los 'holdouts' el 15 de diciembre 3,500 millones de dólares de un vencimiento de la deuda reestructurada.

Argentina quedaba así al borde del 'default técnico', pero los reclamos judiciales de los bonistas reestructurados, junto con el banco implicado en el pago y el Tesoro de Estados Unidos lograron que la Cámara de Apelaciones de Nueva York revirtiese la medida.

La Cámara dio plazo hasta finales de febrero para que Argentina y los fondos presenten sus argumentos, ante un nuevo escenario porque Kirchner ahora contempla la posibilidad de hacer alguna oferta a los 'holdouts' basada en las cifras del canje (swap) de 2005 y 2010, según el escrito presentado ante el tribunal.

Los fondos especulativos podrán volver a rechazar la oferta, pero la Justicia de Estados Unidos tomará ahora en cuenta la voluntad de pago de Argentina, que pone en pie de igualdad a todos los acreedores, según analistas locales.

Argentina depositó en tiempo y forma los 3,500 millones de dólares y el alivio volvió a los mercados que registraron aumentos en los bonos argentinos de más de 10%.

NML Capital, con sede en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, reclama en Ghana 370 millones de dólares tras negarse a aceptar el canje de deuda pública que Argentina lanzó entre 2005 y 2010 para arreglar el 'default' declarado en 2001 por casi 100,000 millones de dólares.

El 93% de los tenedores de bonos en 'default' aceptó la reestructuración de la deuda, pero un remanente de 7% sigue litigando en los tribunales con el objetivo de cobrar el 100% del capital más los intereses.

Argentina tiene una deuda pública consolidada de 180,000 millones de dólares, menos del 40% de su producto bruto, sin contar los bonos en poder de los 'holdouts' ni el 'default' pendiente con el Club de París de naciones prestamistas.

El presidente del bloque del opositor partido PRO (derecha) de la Cámara de Diputados, Federico Pinedo, llamó a sus pares a "felicitar a los cuadros técnicos y políticos de la Cancillería y a la Armada (marina)" .

El jefe del bloque oficialista de Diputados, Agustín Rossi, estimó "totalmente justo" el fallo porque la fragata "es un buque de guerra y no comercial, por lo cual era suficiente para que no se aplicara el embargo".

El diputado del bloque Peronismo Federal (disidentes de Kirchner) Eduardo Amadeo, celebró el fallo pero deseó que "el gobierno aprenda a tomarse las cosas más en serio para que no tengamos más estos sustos".

El jefe de la Marina y otros altos funcionarios tuvieron que renunciar luego del embargo y la oposición criticó con dureza el itinerario de la fragata al considerar que no se previeron los riesgos de eventuales acciones judiciales.

RDS