Luego de la reunión de dirigentes Estatales y Ramas de Producción, y del Comité Ejecutivo de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR) buscarán que se revisen cada uno de los programas del campo y la distribución de las partidas presupuestales para que haya congruencia entre las necesidades nacionales de aumento de producción de alimentos, productividad, y el ejercicio de los recursos fiscales.

Los integrantes de la CNPR están en desacuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación que se presentó ante la Cámara de Diputados y que prevé 20,000 millones de pesos menos al presupuesto del Programa Especial Concurrente (PEC) que se presentó para este año.

En consulta con las bases de las organizaciones estatales y regionales, consideran grave y drástica la reducción que se propone a los programas con impacto productivo operados a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER). De 65,434.9 millones de pesos ejercidos en 2019, pasa a 46,253.1 millones de pesos en el PPEF 2020. “Esto significa una disminución de alrededor de 30%, dijo Eduardo Orihuela Estefan, representante de la CNPR en todo el país.

De acuerdo con el PPEF el Programa Especial Concurrente (PEC) que involucra a 13 Secretarías y Ramos Generales, tiene una propuesta de asignación de 331,455 millones de pesos; que es un decremento de 20,636 millones de pesos con respecto al aprobado en 2019.

Cabe destacar que la CNPR tiene sus orígenes desde 1946 y está integrada por 32 Federaciones Estatales 24 Uniones Regionales y Nacionales Productores individuales.

Luego de la consulta que realizó la organización, informaron que de no corregirse la propuesta presupuestal para 2020, “el país enfrentará la caída vertical de la producción agropecuaria y un marcado desequilibrio en la balanza comercial del sector agropecuario; disminución en ingresos de los productores rurales y deterioro de las condiciones de vida y estabilidad social en el medio rural”.

En la reunión de dirigentes Estatales y Ramas de Producción, y del Comité Ejecutivo de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales, CNPR; coincidieron en que “el campo de México padece rezago progresivo en productividad y precios competitivos; inversiones escasas y malas temporadas de lluvias en los últimos años”.

En ese sentido, plantearon un “decálogo de propuestas”, en torno al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, entre los que se encuentran: no a la corrupción; finanzas públicas sanas que impulsen el crecimiento económico; Estado fuerte, no Estado ausente; no al trato inequitativo a la población rural y programas sociales, pero también programas productivos.