La división de servicios de nube del gigante tecnológico Amazon no descartó invertir en infraestructura de centros de datos en México. De acuerdo con Ricardo Rentería, director de Amazon Web Services (AWS) en la región norte de América Latina, la compañía cree en el país, por lo que han crecido en términos de la presencia de equipo de trabajo en territorio mexicano. En lo que respecta a infraestructura, advirtió que su inversión se decide de acuerdo con las necesidades de los clientes, según conjuntos de centros de datos que se agrupan en zonas de responsabilidad dentro de las diferentes regiones en donde opera.

“Vamos a invertir en una región donde sea necesario y para esto constantemente estamos analizando todas las economías. Tenemos un roadmap de inversión y México está entre las economías más importantes del mundo, entonces en algún momento, esperemos que no tan lejano, decidiremos invertir aquí”, dijo Rentería en entrevista con El Economista durante la presentación de la conferencia EmTech Latam 2019, la cual tendrá lugar los próximos 2 y 3 de julio en la Ciudad de México.

Hace tres años Amazon decidió desglosar las ganancias de su división de nube y el valor que ésta representa. En su último reporte, la compañía anunció una ganancia de 25,700 millones de dólares en este segmento durante 2018, lo que supuso un crecimiento de 47% año con año. Pese a que esta cifra corresponde 11% de las ventas anuales del gigante de la tecnología, de acuerdo con el directivo, AWS genera 56% del valor de toda la compañía. “Ese es el impacto de Amazon Web Services en toda la plataforma de Amazon.com”, dijo.

Estos niveles de crecimiento y rendimiento han hecho que Amazon mantenga en 2018 la mayor cuota del mercado de nube a nivel mundial, con 31.7% del total, frente a otros gigantes de la tecnología como Microsoft Azure(16.8%), Google Cloud (8.5%), Alibaba Cloud (4%) y la nube de IBM (3.8%), de acuerdo con Canalys. En México, AWS también se coloca entre los cinco proveedores top del servicio de nube, junto con Google, IBM, Microsoft y Telmex, según información de la consultoría especializada en Tecnologías de la Información Select.       

Si bien Amazon ha realizado inversiones en México para su segmento de comercio electrónico, no ha sucedido lo mismo en el caso de la infraestructura de nube. La nube de AWS incluye 61 zonas de disponibilidad en 20 regiones geográficas de todo el mundo. En América Latina, sólo Brasil cuenta con una zona de disponibilidad que es donde se encuentran los centros de datos de la compañía. Amazon ha anunciado sus planes de construir 12 zonas de disponibilidad en Baréin, Ciudad del Cabo, Hong Kong y Milán.  

Para Rentería, este dominio de Amazon Web Services se debe a la experiencia, a la amplitud de sus servicios y a su dedicación a las necesidades del cliente. La estrategia tanto en México como en todas sus regiones del mundo incluye la focalización en los ambientes híbridos de nube; habilitar los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) en la nube y pone especial énfasis en la implementación de herramientas de análisis de grandes datos (Big Data), el machine learning (aprendizaje automatizado) y la inteligencia artificial (IA).  

Tan sólo en 2018, según su informe del último trimestre, Amazon Web Services añadió a su oferta de servicios herramientas para hacer más sencillo a sus clientes construir, entrenar y probar modelos de aprendizaje automatizado; así como un chip personalizado destinado a la inteligencia artificial: AWS Inferentia, un circuito de inferencia de aprendizaje automático de alto rendimiento. A esto se suma el patrocinio de eventos en los que la inteligencia artificial es el eje central de la discusión, como el EmTech Latam 2019, que se llevará a cabo los próximos 2 y 3 de julio en el IPADE Business School.

Amazon Web Services está consciente del lugar que ocupa como el mayor proveedor de servicios de nube a nivel mundial. La Internet Society incluye a la compañía entre las que parecen estarse convirtiendo en lo que llama una Too Big to Fail (Demasiado grande para fallar). Rentería admitió que hay otras compañías que están realizando fuertes inversiones para proveer de servicios de nube, pero dijo que si bien la competencia es bienvenida, porque “beneficia al usuario final” , AWS llegó primero a identificar la necesidad de sus clientes. “Empezamos antes, porque teníamos la convicción de que esto era bueno para nuestros clientes, y eso generó un movimiento que nos posicionó en donde estamos”, dijo.

“Vamos a seguir  trabajando incansablemente en donde nos necesitan los clientes y si eso tiene como consecuencia el posicionarnos en este sentido [como el principal proveedor de servicios de nube en el mundo], ahí estaremos. No pensamos en la competencia, nos enfocamos en los que necesitan los clientes y cumpliremos con las regulaciones y lo que los gobiernos establezcan para poder llevar nuestros servicios a los usuarios”, remató.

[email protected]