Altos Hornos de México, una de las mayores siderúrgicas del país, informó el jueves que explora la posibilidad de solicitar la protección por quiebra para su subsidiaria minera bajo el capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos.

La firma explicó en un breve comunicado que una tercera parte de las operaciones para la producción de carbón térmico de su unidad Minera del Norte se llevan a cabo en ese país y quedaron paralizadas tras la cancelación de contratos de la eléctrica estatal mexicana, CFE.

La anulación de pedidos llevó a una pérdida de 4,000 empleos directos, agregó la siderúrgica, sin ofrecer detalles sobre algún otro impacto en sus finanzas.

El año pasado, Altos Hornos de México informó que CFE decidió "unilateralmente" cancelar los contratos de suministro de carbón para dos de sus termoeléctricas en el norte del país latinoamericano.