Puerto Vallarta, Jal. La alianza del Pacífico y el Mercosur, las mayores iniciativas de integración de América Latina, firmaron el martes un “plan de acción” que marca el inicio de su integración a través de incrementar sus relaciones económicas y comerciales.

El plan contempla una serie de medidas para eliminar las barreras no arancelarias, promover la inter-operatividad de las ventanillas únicas de comercio exterior, fortalecer los encadenamientos productivos, fomentar acuerdos de reconocimiento mutuo de operadores económicos autorizados, cooperar en materia regulatoria y desregular trámites.

Particularmente el desmantelamiento de las barreras no arancelarias es relevante, dado que Brasil es uno de los países que más impone estas restricciones a nivel mundial.

El plan establece: “Trabajar en la identificación, en coordinación con el sector privado, en las medidas no arancelarias que obstaculizan el comercio entre los países de la Alianza Pacífico y del Mercosur. A partir de los resultados de los respectivos análisis, determinar las acciones pertinentes para la no aplicación de las barreras no arancelarias”.

“El objetivo fue fortalecer la vinculación entre los dos bloques comerciales más importantes de América Latina”, dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante su participación en la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico, en esta ciudad.

“Hoy enviamos al mundo una clara señal de que juntos impulsamos la integración regional y el libre comercio”, agregó. Los presidentes y representantes de los ocho países acordaron además impulsar la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas, fomentar la economía del conocimiento y generar más beneficios para su población, 30% de la cual vive en la pobreza.

El mandatario estuvo flanqueado por los presidentes, de Colombia, Juan Manuel Santos, Sebastián Piñera, de Chile, y Martín Vizcarra, de Perú.

Del Mercosur estuvieron presentes Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, y Michel Temer, de Brasil. También estuvo el vicecanciller de Paraguay, Federico González, y Daniel Raimondi, secretario de Relaciones Exteriores de Argentina.

Sobre los acuerdos de la Alianza Pacífico, Peña Nieto destacó que se liberalizó 96% de los intercambios comerciales entre los cuatro países y se eliminó el requisito de visa, lo cual aumentó del 2012 a 2017 más de 140% el turismo de los socios. También se pusieron en marcha 50 programas de colaboración con los 55 observadores.

Dentro de las nuevas acciones de la Alianza Pacífico, estará la creación de la red del centro de desarrollo empresarial y el lanzamiento de la agenda digital público privada.

Se acordó crear el fondo de infraestructura y un bono catastrófico regional para mitigar el impacto financiero de los sismos de la región.

También se aprobó documento de la visión 2030 que enmarca la ruta del trabajo de la Alianza Pacífico para los siguientes 12 años, con los ejes de acción de lograr una mayor integración, profundizar los avances que se tienen y comerciar a partir de los logros lo que podemos hacer hacia delante.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra Cornejo, quien quedará al frente de los trabajos para el año entrante, informó que se buscará incrementar en más de 5% el comercio entre los países de la región, se definirá un fondo de infraestructura, se impulsará el tránsito laboral, turístico y educativo, así como un bono catastrófico que contará con la cobertura para los casos de sequía e inundaciones en la región.

Del comercio total que se realiza entre los países de América Latina, 81% está libre de aranceles, de acuerdo con datos de la Aladi.

En la región hay nuevas aperturas en curso. México está en un proceso de renegociación de sus acuerdos de complementación económica tanto con Argentina como con Brasil para ampliarlos y profundizarlos.

El presidente Michel Temer se reunió este martes con su homólogo chileno, Sebastián Piñera, para tratar de la conclusión del acuerdo de libre comercio entre ambos países. El objetivo de Brasil es resolver la cuestión hasta diciembre.

El comercio entre Brasil y Chile ya es prácticamente libre de aranceles, pero algunos obstáculos todavía necesitan ser resueltos para profundizar la liberalización.

Para el canciller chileno, Roberto Ampuero, los mayores bloques de América Latina acordaron dejar atrás “retóricas” para pasar al plan de acción y alcanzar la integración de Latinoamérica, con la apuesta del multilateralismo y oportunidades de negocios con naciones asiáticas y europeas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile expresó que “con el Mercosur se establece un plazo dentro del cual se dan los primeros análisis y estudios de avances, uno se pone tareas y vamos a cumplir en tales puntos en homologaciones y los marcos del acuerdo para en seis meses llegar y revisar en qué medidas hemos avanzado y qué falta. Éste es un proceso que va ocurriendo”.

[email protected]