La empresa Feinmetall de México destacó que sus ingresos crecieron cuatro veces del 2010 al 2017, a 3.8 millones de euros, beneficiándose por la apertura comercial de México y su integración en las cadenas globales de valor.

Fundada en 1964, la compañía produce, entre otros productos, puntas de pruebas para arneses electrónicos, tiene 560 empleos en siete instalaciones en el mundo con una facturación de poco más de 56 millones de euros y con más de 14% de sus gastos destinados a investigación y desarrollo

Wolfgang Bürkle, presidente de Feinmetall GmbH, informó que México contribuyó con 7.4% del crecimiento total de las ventas de la empresa matriz en ese mismo periodo y, para el 2018, planea un crecimiento de 10% como mínimo.

Bürkle expuso que un factor por el cual la firma tiene una base de comercialización en México es la actitud de libre comercio de este país y la regulación liberal en el mismo campo.

“Justo ahora, en estos días, se convirtió en una nueva importancia, y que debe ser defendida. Nuestra industria, las industrias electrónica y de semiconductores, así como la industria automotriz, han estado interconectadas a nivel mundial durante mucho tiempo. Todos necesitamos la libertad para el intercambio de bienes, ideas y capital”, dijo en un evento en el que se celebró los 10 años de Feinmetall de México.

En su participación, Verónica Orendain, directora general de Industrias Pesadas y Alta Tecnología de la Secretaría de Economía, expuso que el gobierno mexicano apoya la sinergia entre el alto valor agregado y el talento mexicano, “una sinergia importante que debe cuidarse”, a la vez que promueve la fortaleza de las cadenas de proveeduría.

Bürkle comentó que existe una fuerte y creciente industria de montaje electrónico y de arneses en México, con una gran demanda de los productos de equipos de prueba de Feinmetall, por lo que la compañía ha querido estar cerca de estos clientes.

“Brindar una buena consulta técnica competente y descubrir el beneficio especial para el cliente, a través de nuestros productos, es una clave para el éxito en los nichos de mercado en los que estamos haciendo negocios”, dijo.

Donde no es posible la automatización del ensamblaje, Feinmetall realiza ensamblaje manual.

La empresa acaba de abrir una nueva filial en Túnez a principios de año, en donde dará empleo a 70 personas en los 1,400 metros cuadrados del complejo.

rmorales@eleconomista.com.mx