El gobierno federal, a través de la Secretaría del Trabajo y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), renovó un convenio con gobernadores para promover la formalización del empleo y como meta mínima se fijó incorporar a 250,000 trabajadores.

La administración detalló que un objetivo es cada año reducir en un punto porcentual la tasa de informalidad, que al primer trimestre del 2016 se ubicaba en 57.4% de la población ocupada.

En la firma del convenio, celebrada en Palacio Nacional, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, explicó que el convenio se basa en el conocimiento de cada estado sobre su tasa de informalidad laboral, de los sectores donde se ubican y sus ciudades, así como en el compromiso de una meta mínima cuantificable y medible de formalización de trabajadores.

Cabe recordar que el 22 de julio del 2013 el mandatario Enrique Peña anunció el arranque del Programa para la Formalización del Empleo, mediante la suscripción de convenios de coordinación entre los 32 estados y las dos dependencias ya mencionadas.

En el acto de Navarrete informó que así como en el 2013 se realizaron 73,000 visitas de inspección a empresas formales con trabajadores informales, este año se tienen programadas 110,000 visitas para convenir con empresarios la transición de todos sus trabajadores a la formalidad.

El presidente Peña expuso se redoblarán esfuerzos en cuatro vertientes: primero, mediante el impulso de las Zonas Económicas Especiales, cuyo decreto de ley se promulgará en los próximos días; luego, a través del Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo para Campeche y Tabasco, que hace frente a las afectaciones por la baja en los precios de la industria petrolera, incluyendo la pérdida de empleos formales.

Una tercera vertiente, explicó el Ejecutivo, es el diseño de nuevos esquemas para la formalización de jornaleros agrícolas; y en cuarto lugar, a través de los convenios para la ejecución de acciones en materia de formalización del empleo, firmados nuevamente.

El mandatario indicó que a la fecha hay más de 4.5 millones de contribuyentes registrados en el Régimen de Incorporación Fiscal, al cual se han integrado poco más de 1.3 millones de nuevos contribuyentes.

Asimismo reconoció que hay estados donde existe una tasa de 70% de formalidad y, en contraparte, hay entidades donde hay 70 u 80% de informalidad.

En su turno, el director general del IMSS, Mikel Arriola, detalló que, con el convenio, este instituto se obliga a intercambiar información con entidades y a brindar orientación y asesoría a los patrones para continuar con la simplificación y agilización de los trámites asociados con el empleo, con lo cual se disminuyen los costos transaccionales para la creación de trabajos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, reconoció que, derivado de programas, convenios y la reforma laboral, la tasa de informalidad laboral ha bajado 2.5 puntos porcentuales desde el 2012.

Aumenta 6% ingreso laboral en el primer trimestre del 2016: Coneval

El ingreso laboral nominal creció 6.0% en el primer trimestre del 2016 y es el más alto de los últimos nueve años, mientras que la canasta alimentaria en el mismo periodo reportó un crecimiento de 6.1%, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El Coneval creó el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza con el fin de conocer cada trimestre si aumenta o disminuye el porcentaje de la población cuyos ingresos laborales son menores que el valor de la canasta alimentaria, tanto a nivel nacional como estatal.

Asimismo, informó que el ingreso laboral per cápita es de 2,046 pesos; lo que representó un aumento de 116.52 pesos más entre el primer trimestre del 2016 y el mismo periodo del 2015. Cabe indicar que ésta es la primera ocasión en que están más cercanos en su crecimiento la canasta alimentaria y el ingreso nominal.

El Coneval destaca que esta información señala que el poder adquisitivo del ingreso laboral disminuyó en el país a partir del 2008. Pero se observa también que a partir del 2015, el poder adquisitivo ha tenido una recuperación, derivado sobre todo de la menor inflación en ese año. El reto, sin embargo, es que de acuerdo con la ENOE el poder adquisitivo todavía no recupera el nivel que tenía en el 2007 .

Pese a esa aparente recuperación, María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, comentó que las condiciones laborales continúan deteriora?ndose. El ejemplo ma?s claro se observa en las remuneraciones salariales, en donde la tasa de crecimiento anualizada ma?s elevada se presento? en el nu?mero de trabajadores que perciben cuando mucho un salario mi?nimo (18.6%), seguida por las personas que ganan hasta dos salarios mi?nimos (9.7 por ciento).

De hecho, expuso, la cantidad de individuos que ganan hasta dos salarios mi?nimos (equivalente a 4,382 pesos al mes) es la ma?s alta desde que se tiene registro (21 millones 683,592 trabajadores), equivalente a 42.7% de la poblacio?n ocupada. (María del Pilar Martínez)

[email protected]